Personalidades del cine: David Bowie

393

Quien le dio su papel más emblemático a David Bowie, el de El hombre que cayó a la tierra (1976), fue el director Nicolas Roeg (n. en 1928), quien debutó en la dirección en un film igual de inquietante que el protagonizado por Bowie, el desquiciado Performance (1970), codirigido con Donald Cammell, lleno de referencias sexuales y violencia, y dominado por la ambigüedad y la androginia de la que hacía gala su protagonista: Mick Jagger.

Aunque nunca estudió cine (una de sus declaraciones fue: “me fascina cómo ahora el cine es una materia universitaria; no puedo creerlo”), Roeg fue asistente de fotografía y aprendiz de editor en films como Lawrence de Arabia (1962, David Lean), Farenheit 451 (1966, François Truffaut) y Lejos del mundanal ruido (1967, John Schlesinger).

Entre las peculiaridades de su estilo estuvo contar con estrellas del rock, como Art Garfunkel en Bad timing (1980) y los ya mencionados Jagger y Bowie. Con ello confirmó que el espíritu de un actor está no tanto en lo que sabe sino en lo que puede expresar en papeles específicos. Y que literalmente, la imagen vale más que mil palabras, porque ¿qué mejor extraterrestre que Bowie sufriendo estar varado en el planeta equivocado?

Compartir