Adiós al 5to Beatle. George Martin. Londres, 1926-2016

371

Uno de los más importantes elementos en la carrera de los Beatles fue George Martin, productor y arreglista, quien firmó el primer contrato de la banda y la acompañó durante toda su carrera.

Hace unos días, para buena parte del mundo, la noticia de su muerte llegó a través de Ringo Starr. En su cuenta de Twitter, el baterista escribió: “Dios bendiga a George Martin. Paz y amor para Judy y su familia. George, te vamos a extrañar”.

Unas horas más tarde, Paul McCartney publicó una carta en su página oficial y redes sociales.

“Tengo maravillosos recuerdos de este gran hombre que siempre estarán conmigo. Fue un auténtico caballero y un segundo padre para mí. Guió la carrera de los Beatles con tal destreza y buen humor que se convirtió en un auténtico amigo para mí y mi familia. Si alguien se ganó el título del quinto Beatle, ese fue George. Desde el día en que concretó para Los Beatles el primer contrato de grabación, hasta la última vez que lo vi, fue la persona más generosa, inteligente y musical que he tenido el placer de conocer.

Es difícil elegir mis recuerdos favoritos con George, hay muchos, pero uno que me viene siempre a la mente es cuando llevé ‘Yesterday’ a una sesión de grabación y los muchachos de la banda sugirieron que la cantara sólo acompañado de una guitarra. George me dijo: ‘Paul, tengo la idea de poner un cuarteto de cuerdas en la canción’. Le respondí: ‘No, George, somos una banda de rock and roll y no creo que sea una buena idea’. Con el trato suave y paciente de un gran productor me dijo: ‘Vamos a tratar, y si no funciona no lo usamos e iremos con tu versión en solitario’. Yo estaba de acuerdo con esto y me di una vuelta por su casa al día siguiente para trabajar en el arreglo.

Tomó los acordes que le mostré y tocó las notas en el piano, puso el violonchelo en la octava baja y el primer violín en una octava más alta y me dio mi primera lección de arreglo de cuerdas para un cuarteto. Cuando se grabó el cuarteto de cuerdas en Abbey Road, fue tan emocionante saber que su idea era la correcta que le hablé a la gente sobre él durante semanas. Su idea obviamente funcionó porque la canción luego se convirtió en una de las más grabadas de la historia, con versiones de Frank Sinatra, Elvis Presley, Ray Charles, Marvin Gaye y muchos más.

Éste es sólo uno de los muchos recuerdos que tengo de George, que también me ayudó con arreglos en ‘Eleanor Rigby’, ‘Live And Let Die’ y muchas otras canciones mías.

Estoy orgulloso de haber conocido a un caballero con un agudo sentido del humor, tanto que tenía la capacidad de burlarse de sí mismo. Incluso cuando fue nombrado caballero por la reina nunca hubo la más mínima traza de esnobismo en él.

Mi familia y yo, de quien era un amigo muy querido, lo extrañaremos mucho y enviamos nuestro amor a su esposa Judy, sus hijos Giles y Lucy, y los nietos.

El mundo ha perdido a un verdadero gran hombre que dejó una marca indeleble en mi alma y en la historia de la música británica.

Dios te bendiga, George, y a todos los que navegan en ti.

Paul.”

1703

George Martin nació en 1926 en el barrio de Holloway, en el norte de Londres. Hijo de un carpintero, Martin estudió en la prestigiosa escuela de música de Ghildhall y tocaba oboe en los clubes nocturnos. Luego trabajó en la BBC hasta el año 1955, cuando a los 29 años fue nombrado director de Parlophone.

Ésta es la pérdida de un Beatle más, ya que fue él quien dio un mejor sonido a las canciones. En su autobiografía, All You Need is Ears, Martin dijo que las primeras cintas que le entregó Brian Epstein no lo impresionaron demasiado, pensó que esas canciones no entusiasmarían mucho a nadie. Pero escuchó algo más, algo a desarrollar, a revelar: “Un tipo de sonido poco común, una cierta crudeza con la que no se había encontrado antes. Y el hecho de que más de una persona cantara”, define en sus memorias.

En una entrevista publicada por el periódico El País, Paul McCartney reconocía su trascendencia en el cancionero eterno del grupo: “ ‘Please, Please Me’ se la presentamos como una balada muy lenta al estilo de Roy Orbison, pero nos dijo que tal vez quedase mejor un poco más rápida. Nos convenció y dijo que sería nuestro primer número uno. Y así fue entonces y un millón de veces más”.

Martin decidió apostar una ficha y les propuso grabar otros temas. La banda, entonces integrada por John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Pete Best, fue al estudio de Abbey Road para el encuentro decisivo.

george-martin-paul-mccartneyTambién se le debe de manera accidental la llegada del cuarto Beatle y el más alegre de todos: Ringo Star. A Martin no le gustaba la forma de Pete Best. A la grabación de “Love me do” (septiembre de 1962) llegó Ringo, aunque el productor ya había contratado al baterista de sesión Andy White. Ringo tocó pandero y maracas, y al final, tras tocar la batería en “Love me do”, acabó siendo el sencillo, se quedó con el puesto.

Se dice que a George lo que más le gustó del grupo, fue algo que ni ellos mismos sabían que poseían: júbilo. Los Beatles guardaban algo especial en conjunto, inseparable y auténtico. Y su mayor acierto fue embellecer el genio que brotaba de la rivalidad amistosa en John y Paul.

Luego de la separación continuó trabajando en los álbumes solistas de Paul McCartney y de Ringo Starr, al igual que en proyectos como el arreglo de la música del espectáculo “Love” del Cirque du Soleil, y fue productor de Kate Bush, Cilla Black, America, Cheap Trick, Celine Dion, Elton Jonh, Kenny Rogers, Jeff Beck, John Williams, Neil Sedaka y Ultravox, entre otros. “Ha habido cambios tecnológicos impresionantes. Pero la música debe seguir siendo creada en la misma forma en que se hizo siempre, y tiene que venir del corazón. Mucha computadora y tecnología no hacen que la música sea mejor”, fueron sus sabias palabras.

Descanse en paz, George Martin.

Compartir