La cuna-silla

318

La empresa creadora de estas sillas especiales buscaba un invento que pudiera resolver dos acciones fundamentales en la vida de un bebé: su alimentación y su descanso.

KOO es una silla donde la madre puede sentarse para alimentar a su pequeño; pero luego sorprende cuando se transforma en una cuna-mecedora absolutamente resistente y segura, además de práctica. De más está decir que otra de sus ventajas es que permite ahorrar espacio en el hogar.

Compartir