La selección mexicana: a defender el Oro

328

La selección olímpica mexicana de futbol masculina se coronó campeona en Londres 2012. Ahora, para Brasil, tendrá que demostrar que ese máximo logro no fue cuestión de suerte, si no de disciplina, esfuerzo y trabajo en equipo.

mexico-brasil-resumen-goles-olimpiadas-2012-londres-medalla-de-oroDesde el medio día de aquel 11 de agosto de 2012 la explanada del mítico estadio de Wembley comenzó a llenarse de aficionados ataviados para un carnaval antes que para un partido de futbol. Penachos, incluso más grandes que el del mismo Moctezuma, caras pintadas de color verde, blanco y rojo; remedos de charro, “El Chavo” o “El Chapulín Colorado” aparecían mezclados con máscaras de luchadores y Adelitas revolucionarias, todos al son de Cielito Lindo. Un desfile interminable bajo la desafiante estatua de Bobby Moore a la entrada del estadio.

El pasto sagrado, Wembley, recibió a la escuadra favorita, la pentacampeona del mundo, Brasil, que paradójicamente nunca ha ganado una medalla de oro. Una combinación de talento, experiencia y juventud lidereado por Neymar, Marcelo, Oscar y Hulk, entre otras figuras. El tricolor llegó con la medalla de plata, sin nada que perder y mucho por ganar.

MexBrasil copiaSonaron los himnos y el partido empezó. Oribe Peralta los despertó con el primero de la tarde. A los 28 segundos de juego definió con contundencia ante Gabriel, un gol de los llamados “de vestidor”.

La Canarinha no se recuperó de este primer golpe. Lo intentó más por orgullo. Pero sus ataques no cruzaron la muralla verde. No pasó nada ni nadie. El medio tiempo llegó y la gente entonaba El Rey. En la segunda parte Brasil tuvo más intención, pero en el minuto 75 Marco Fabián, líder y guía del equipo, le puso un balón al héroe de la tarde, Peralta, quien sin titubear disparó entre los palos de la portería, asegurando así la medalla de oro olímpica. Hulk redujo la distancia anotando un gol que no supo impedir la defensa mexicana. Oscar tuvo en sus botines la oportunidad de alargar el encuentro pero falló en su remate de cabeza. El Tricolor se colgó la presea dorada y la gente salió del estadio celebrando ante la atenta mirada de Bobby Moore.

49-0Ahora, en 2016, la situación es diferente. México defenderá el título en casa de la Verdeamarela, que buscará una revancha y limpiar su nombre después de la humillante actuación de hace dos años en el Mundial de Futbol que perdieron ahí mismo. Nuevos actores, viejos conocidos. Veremos qué le depara este verano a nuestra gran campeona olímpica.

 

Compartir