Tecnología, protagonista de estos Juegos Olímpicos

317

Mientras usted lee esta nota, los Juegos Olímpicos Río 2016 se habrán convertido en el evento deportivo más conectado de la historia, y la tecnología estará puesta a disposición de 10.500 atletas, 45.000 voluntarios, 380.000 visitantes extranjeros y 25.000 periodistas, además de la inmensa audiencia que, se calcula, ronda los 4800 millones de espectadores en todo el mundo.
Para que el complejo engranaje tecnológico compuesto, entre otros elementos, por 12.000 computadoras, 250 servidores, 15.000 teléfonos fijos, 20.000 teléfonos móviles y 15.000 radios funcione a la perfección, las soluciones han superado más de 200 mil horas de pruebas.

“Ejecutar las soluciones tecnológicas de los Juegos Olímpicos implica el mismo desafío que hacerlo para una empresa de 200.000 empleados que se comunican de manera constante con 4 millones de clientes, opera las 24 horas, los 7 días de la semana, y se traslada a un nuevo territorio cada dos años”,

TECNOLOGIA_JUEGOS-01

explicó Michele Hyron, jefa de Integración de Atos para los Juegos Olímpicos Rio 2016. Este proveedor global de servicios digitales, cuenta con 100.000 empleados en 72 países, y es socio mundial de los servicios de informática de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos.
El despliegue tecnológico para Río 2016 empezó hace más de un año, cuando comenzaron a montarse “laboratorios” con el fin de probar las herramientas bajo casi 500 escenarios de operaciones predefinidos, incluyendo inundaciones, cortes de suministro eléctrico y cambios en el calendario de las competiciones, entre otros, en 22 sedes olímpicas. Luego, llevaron el software y el hardware a las instalaciones deportivas para probarlos en competencias reales: ”En estas pruebas participaron 7 mil atletas, varios proveedores tecnológicos y 450 profesionales de TI del Comité Organizador”, destacó Elly Resende, director de tecnología de Rio 2016.
Los expertos dicen que el objetivo de llevar adelante toda la gestión y monitoreo de la infraestructura tecnológica de las Olimpiadas es más complejo que hacerlo para un Mundial de Futbol, ya que hay que sincronizar varias disciplinas deportivas distintas que se juegan en simultáneo.

Mención aparte merecen las identificaciones y tarjetas de acreditación, que incluyen las de los atletas, medios de comunicación, patrocinadores y autoridades del deporte: ”Se trata de un sistema que tiene los mismos niveles de seguridad que los usados para la gestión de pasaportes y visados”, dicen los organizadores. Como sucede en cada evento de este tipo, esta pieza es un elemento fundamental, y esta vez incluirá el nombre y la foto de la persona acreditada y un código de barras de seguridad. Cada tarjeta identifica al titular y le garantiza sus derechos de acceso específicos. Por ejemplo, un corredor de 100 metros tiene acceso a las pistas y a la Villa Olímpica, mientras que un periodista tiene acceso al Centro de Prensa Principal y a los restaurantes que dan servicio a los medios de comunicación.

Ahora sí, ¡a disfrutar de la fiesta!

Compartir