Marketing odontológico

534

MARKETING ODONTOLÓGICO
ventajas empresariales de la práctica dental

Para realizar un marketing odontológico sensato y sostenible, tiene mucho sentido conceptualizar a la odontología como un conjunto integral de conocimientos, tecnologías, técnicas, competencias y destrezas que se traducen en un listado de conceptos sumamente vinculados a los tratamientos dentales que ejecutamos cotidiana y eventualmente los odontólogos en el marco del consultorio.

Algunos de los cambios profundos que vienen sucediendo en el mercado dental latinoamericano en los últimos lustros, han modificado negativamente el ejercicio profesional de la odontología y generan un escenario propicio para mejorar nuestras competencias dentro del Marketing Odontológico. Nos referimos por ejemplo a:

• Contundente aumento en el número de facultades.
• Subsecuente incremento de odontólogos y consultorios dentales.
• Drástica reducción del honorario profesional (50 % en promedio en muchas de nuestras ciudades en las últimas dos décadas).
• Presión que ejercen sobre nuestra labor cotidiana los proveedores “exitosos” de otros rubros.
• Aumento en los niveles de regulación.
• Otros tantos, que sin duda pueden impregnar de un halo de negativismo a los odontólogos y a los gerentes odontológicos.

Dicho proceso, genera incluso que una pequeña, pero creciente, porción de nuestros gremios dentales latinos haya abandonado su labor y cerrado su centro odontológico, para dedicarse a otros negocios u oficios “mejores” y a la vez, que nos expongamos a diferentes inconvenientes en nuestra labor diaria en el consultorio odontológico. Pero, la práctica de la odontología también evidencia una serie de ventajas (desde el punto de vista empresarial y laboral) cuando la comparamos con los demás rubros de producción y prestación. Es por ello, que en el presente aporte de Odontomarketing buscaremos identificar las principales diferencias positivas de nuestro campo de acción, para brindarle al odontólogo y al gerente odontológico una necesaria fuente de positivismo y sobre todo, entregar un marco conceptual de técnicas que propicie el aprovechamiento sostenido de nuestras fortalezas empresariales.

La mayoría de los países latinoamericanos estructuran sus economías con base en las leyes del libre mercado (oferta y demanda). Esto es el Estado no ejerce prácticamente ninguna presión regulatoria directa y específica (más allá de dictar políticas y normas generales y comunes a los diferentes campos de acción empresarial y de velar por el bienestar de la población en su conjunto); más bien son los diversos procesos de intercambio que se dan entre los clientes (usuarios, pacientes, beneficiarios, etcétera), los proveedores (prestadores, odontólogos, consultorios dentales) y otros actores del mercado odontológico, los que establecen y definen en gran medida tarifas odontológicas, características y condiciones del proceso de compra venta del servicio dental. Por ello, es interesante identificar uno de los “misterios del marketing”, prácticamente todos los rubros son ocupados por la fuerza laboral y las fuentes de capital, a pesar de que los diferentes tipos de trabajo y negocios presentan sus propias características y especificaciones positivas y negativas. Es decir, si nos sentáramos a comparar – por ejemplo – las particularidades e implicancias de dedicarse al expendio de comida, la edición de un diario, la práctica liberal de la contabilidad o la venta de repuestos de automóviles de lujo, podríamos establecer una serie de importantes diferencias en cuanto a diversos y destacados factores propios de cada rubro, como por ejemplo:

• Requisitos legales.
• Requerimientos técnicos.
• Riegos y responsabilidades.
• Cantidad y calidad de competidores.
• Presencia de sustitutos.
• Potenciales aliados.
• Posicionamiento del rubro ante la sociedad.
• Requisitos y nivel de exigencia de los clientes.
• Niveles de consumo y recompra de la población.
• Monto de capital suficiente para iniciar.
• Tiempo necesario para recuperar dicha inversión.
• Precio de venta unitario de cada producto y servicio.
• Esquema financiero, económico y contable.
• Número de empleados indispensables.
• Logística del proceso productivo.
• Particularidades del proceso de comercialización.
• Número de clientes necesarios para lograr utilidad.

Entonces, a pesar de que cada rubro muestra sus propias singularidades, podemos encontrar (aún en los pueblos más pequeños y poco “evolucionados comercialmente”) la existencia de diferentes establecimientos y negocios que permiten que las personas encuentren “lo que necesitan” y también incluso lo que “no es estrictamente necesario”. Y esto se hace mucho más evidente en las grandes ciudades, que tienen mercados más evolucionados, especializados y exigentes: basta observar con cierta agudeza la “avalancha” de comunicaciones promocionales y publicitarias que se distribuyen por los diferentes medios de comunicación y la larga lista de rubros existentes por ejemplo en las páginas amarillas y los directorios de la Internet. Para resumir, la mayoría de rubros están actualmente ocupados y muchos están incluso sobre saturados, a pesar de que no necesariamente todos y cada uno de los que se dedican a ellos hayan realizado previamente el respectivo y lógico ejercicio de análisis y comparación con otras opciones, para elegir de la mejor manera posible antes de iniciar el camino empresarial. Más bien, toman en cuenta otros factores para escoger qué carrera u oficio estudiar, a qué dedicarse y en qué invertir. Siendo estos factores no siempre los más convenientes ni relacionándose forzosamente con la realidad o las tendencias de cada mercado. Crea en el Marketing Odontológico y realice los cambios necesarios y propicios en su consultorio dental. http://www.odontomarketing.com/marketingodontologico.html

FRASES, PENSAMIENTOS IDEAS Y CONCEPTOS
de gerencia, gestión, administración y marketing

• “El único lugar donde el éxito viene antes que el trabajo es en el diccionario”.
• “Todo lo que se hace se puede medir, sólo si se mide se puede controlar, sólo si se controla se puede dirigir y sólo si se dirige se puede mejorar”.
• “Si usted no puede vender un producto de calidad superior, al más bajo precio del mundo, se va a quedar fuera del juego”.
• “Un médico no es buen médico, si nunca ha estado enfermo”.
• “Donde hay una empresa exitosa, alguien tomó alguna vez una decisión valiente”.
• “Las empresas deben primero estudiar lo que quiere el público y luego producirlo”.
• “Casi todos los médicos tiene sus enfermedades favoritas”.
• “Debemos prometer sólo lo que podamos entregar y entregar más de lo que prometemos”.
• “El marketing no es el arte de vender lo que uno produce, sino de conocer qué producir”.
• “La publicidad se basa en la observación de que un sujeto es en realidad dos: el que es y el que le gustaría ser”.
• “Los perdedores son aquellos que venden lo que saben hacer; los ganadores hacen lo que saben que pueden vender”.
• “El éxito no es definitivo y el fracaso no es fatal”.

Compartir