Patología lingual más frecuente

1820

POR EL C.D. C.M.F. JOEL OMAR REYES VELÁZQUEZ

La lengua puede estar afectada por estomatitis generalizadas como la herpética, por ejemplo, y padecer lesiones similares a las que se pueden observar en otras zonas de la cavidad oral. También es una localización con lesiones o síntomas particulares y exclusivas. Debido a causas desconocidas, en ella se pueden manifestar los primeros signos de anemia o defectos latentes de la hematopoyesis. Los pacientes saben que, tradicionalmente, suelen mirar la lengua; como consecuencia de esto, se autoexploran y en ocasiones se preocupan por cambios insignificantes o características normales como las papilas foliadas.

Lengua dolorosa

Existen varios tipos:
• Úlceras que aparecen en la lengua
• Glositis (lengua roja y dolorosa)
• Físicamente normal, pero dolorosa
• Lengua geográfica (eritema migrans)

Úlceras linguales

Puede estar implicada, o incluso ser el lugar más afectado, en varios tipos de estomatitis, como el herpes simple o, con mayor frecuencia, el liquen plano. En la lengua pueden aparecer también úlceras aisladas, particularmente malignas, que cuando se hallan en una zona muy posterior pueden ser difíciles de observar. Suelen dañarse los bordes laterales de la lengua, mientras que un carcinoma en el dorso lingual es excepcionalmente infrecuente.

Glositis

Es el término empleado para denominar la lengua roja, lisa y dolorosa, especialmente típica de la anemia. Estas características son una combinación de signos (color rojo, y superficie lisa) y un síntoma (dolor) que no están siempre asociados. Puede sentirse adolorida en ausencia de cambios visibles o por atrofia asintomática por varias causas, entre las que destacan: a) anemia, b) deficiencias de vitaminas del grupo B (concretamente B12) y c) candidiasis.

La deficiencia de hierro y la anemia perniciosa son las causas principales. Las mujeres se afectan con mayor frecuencia. Es esencial un examen hematológico; el cual es importante porque una disminución de los niveles de hemoglobina puede estar detrás de otros cambios, como por ejemplo, una glositis, signos hematológicos de una deficiencia, aunque un nivel de hemoglobina dentro de lo normal. Las anormalidades de las células rojas pueden observarse en una tinción, pero suele utilizarse frecuentemente el volumen corpuscular medio (VCM). Los rangos de suero o hierro y ferritina, vitamina B12 y ácido fólico (como puede ser el caso) están disminuidos.

La glositis con estomatitis angular es característica de una deficiencia de riboflavinoides, y en ocasiones de deficiencia de ácido nicotínico, pero esto es infrecuente. El diagnóstico de la carencia de vitaminas no se debería basar únicamente en signos orales en un paciente sin otros síntomas. Estas vitaminas del grupo B se emplean con frecuencia en un intento de aliviar el dolor, pero son invariablemente ineficaces. Esta falta de efectividad puede dejar en evidencia que la deficiencia no es la causa.

Una candidiasis puede ser la causa de un enrojecimiento, dolor y edema. Esto es característico de la estomatitis aguda por antibióticos y suele asociarse con estomatitis angular y otras características del padecimiento. Esta situación es infrecuente en la actualidad, ya que los antibióticos se emplean menos indiscriminadamente que en el pasado, y los antibióticos orales tópicos están desacreditados para las infecciones orales. En el síndrome de Sjögren, se enrojece y adquiere una textura de adoquín.

El liquen plano puede inducir una lengua lisa por atrofia de las papilas (particularmente tarde en las enfermedades de larga duración), pero no existe ni dolor, ni eritema de forma regular. Suele encontrarse un brillo blanco-azulado en la superficie de la lengua, mientras que en otras zonas de la cavidad bucal se pueden encontrar otros signos de liquen plano.

Lengua dolorosa físicamente normal

Este tipo de patología crea las mayores dificultades. Los síntomas suelen ser psicógenos, sin embargo, es fundamental excluir una patología orgánica, especialmente deficiencias hematológicas.

• Deficiencias hematológicas: el dolor puede preceder a los cambios físicos visibles. La hemo-globina suele estar dentro de los valores normales, aunque hay otras anormalidades, como se han descrito anteriormente. El tratamiento de la deficiencia rápidamente revierte los síntomas.

• Trastornos psicógenos: la dolencia suele aparentar ser psicógeno y, en ocasiones, se denomina “síndrome de boca ardiente”. Algunos lo consideran una variante del dolor facial atípico.

El órgano lingual es demasiado sensible, incluso alguna prótesis con rebordes afilados puede ocasionarle úlceras en un principio y si el enfermo se deja puede aparecer un carcinoma. Sirve para muchas funciones: masticar, formar el bolo alimenticio, hablar, deglutir, entre otras. Recordemos que es una masa de tejido muscular sumamente inervada, la inervación motora proviene del hipogloso y el vago, mientras que la de tipo sensitivo está determinada por los nervios glosofaríngeo, vago y lingual (rama de la tercera división del trigémino); por su parte la sensación del gusto en el cuerpo de la lengua (o sus 2/3 anteriores) es producida por el nervio cuerda del tímpano (rama del facial), y la de la raíz lingual (el 1/3 posterior) está determinada por los nervios glosofaríngeo y vago.

Referencias bibliográficas

  1. Field EA, Speechley JA Rugman FR 1995 Oral signs and symptoms in patients with undiagnosed vitamin B12 deficiency. J Oral Pathol Med 24: 468-470.
  2. O´Connor N, Bunch C 1995 Laboratory diagnosis in haematology Med Int 23: 489-494.
  3. Pippard MJ, Heppleston AD 1996 Microcytic and macrocytic anaemias. Medicine Int 24:4-10.
Compartir