Diversas teorías de la caries dental

7273

POR EL C.D. C.M.F. JOEL OMAR REYES VELÁZQUEZ

Una definición básica y no muy compleja afirma que la caries dental es la destrucción del esmalte dental, capa exterior dura que cubre las coronas de los dientes. Puede ser un problema para niños, adolescentes y adultos. La placa, película pegajosa de bacterias, se forma constantemente en los dientes; cuando se ingieren alimentos que contienen azúcares, las bacterias producen ácidos que atacan el esmalte dental. Su pegajosidad mantiene estos ácidos en contacto con los dientes y con el tiempo se puede romper. Lo anterior, cuando se llegan a formar cavidades grandes o pequeñas.

Las caries son más comunes entre los niños, pero también en adultos. La recesión de las encías de los dientes, en combinación con una mayor incidencia puede exponer las raíces de los dientes a la placa. Éstas se encuentran cubiertas con cemento, tejido más blando que el esmalte; son susceptibles a la caries y más sensibles al tacto, frío y calor.

Antiguas teorías de la caries dental

Gusanos. Según la leyenda asiria del siglo VII a.C., el dolor de muelas lo ocasionaba el gusano que bebía la sangre del diente y se alimentaba con las raíces de los maxilares. Esta fue una creencia universal en dicha época. Guy de Chauliac, el mejor cirujano de la edad media, proponía que una buena manera de curarlas era mediante fumigaciones con semillas de puerro, cebolla e hyoscyamus.

Humores. Los antiguos griegos consideraban que la constitución física y mental de una persona se determinaba por medio de las proporciones relativas de los cuatro fluidos elementales del cuerpo: sangre, flema, bilis negra y amarilla. Todas las enfermedades, la caries dental incluida, podían explicarse si existía un desequilibrio de éstos.

Teoría Vital. La caries se originaba en el diente mismo, en forma análoga a la gangrena de los huesos esta creencia se propuso en el siglo XVIII y se mantuvo hasta el siglo XIX.

Teoría acidogénica. Propuesta por W. Miller en 1882.

En 1897, L. Williams plantea la hipótesis acerca de las acumulaciones de bacterias en la superficie del diente.

En 1898, G. V. Black menciona el papel de una placa gelatinosa microbiana sobre los dientes.

Para 1960, P. Keyes habla sobre una enfermedad multifactorial, en la que intervienen microorganismos cariogénicos, hospedero susceptible y un sustrato adecuado.

R. J. Fitzgerald y P. Keyes, establecen que se trata de un padecimiento infeccioso de naturaleza multifactorial.

Teoría Endógena. De Csernei sostiene que la caries es resultado de un trastorno bioquímico que comienza en la pulpa y se manifiesta clínicamente en el esmalte y dentina. Según el autor se altera el metabolismo del flúor, así como del magnesio de los dientes.

Teoría del Glucógeno. O. De Egyedi relaciona la caries con el consumo en exceso de hidratos de carbono durante el desarrollo del diente, lo que resulta en un depósito excesivo de glucógeno y glicoproteínas, estas dos sustancias quedan inmovilizadas en las apatitas del esmalte y la dentina durante la maduración de la matriz. Con esto aumenta la susceptibilidad del ataque bacteriano en los dientes. Los ácidos del tártaro convierten al glucógeno y glicoproteínas en glucosa y glucosamina. Las caries comienzan cuando las bacterias del sarro invaden los tramos orgánicos del esmalte, degradan la glucosa y la glucosamina convirtiéndolas en ácidos desmineralizantes.

Teoría Organotrópica. Establecida por Leimgruber y sostiene que la caries no es la destrucción local de los tejidos dentales sino un complejo de tejidos duros y blandos así como la saliva. Según esta conjetura los tejidos duros actúan como membrana. La dirección del intercambio entre ambas sustancias depende de las sustancias bioquímicas. La saliva es el factor de equilibrio biodinámico, en el cual el mineral, la matriz del esmalte y dentina están unidos.

Con todas estas hipótesis se llega a la definición más aceptada actualmente; se trata de una enfermedad infecciosa, multifactorial, universal, que determina la desmineralización, disolución y degradación de las matrices desmineralizadas de los tejidos dentarios.

Teorías más aceptadas

1. De la proteólisis. Gottlieb y colaboradores afirmaron que el proceso carioso se inicia por la actividad de la placa dentobacteriana cuyos microorganismos son proteolíticos, es decir, causan lisis o desintegración de las proteínas. De acuerdo con esta teoría la caries comienza en las laminillas del esmalte o vainas de prismas sin calcificar que carecen de cutícula protectora en la superficie. Después se extiende a lo largo de esos defectos estructurales conforme las enzimas liberadas por los microorganismos destruyen las proteínas. Con el tiempo, se presenta la invasión bacteriana acidógena que desintegra la porción mineral. Schatz y colaboradores la ampliaron al agregar la quelación para explicar la que sucede en el diente. Su causa se atribuye a dos reacciones simultáneas: a) la destrucción microbiana de los componentes orgánicos del esmalte y b) la pérdida de apatita por disolución. Los productos de descomposición de la materia orgánica del esmalte son quelantes. La quelación es un fenómeno químico por el cual una molécula puede captar el calcio de otra; la que capta el calcio se denomina quilato; tanto péptidos, polifosfatos, hidratos de carbono de los alimentos y la saliva pueden actuar como tal.

2. Acidogénica. Actualmente es la teoría que más se acerca a explicar la etiología de la caries dental. Fue propuesta por Miller en 1980, quien determinó que en dicho proceso intervenía un microorganismo oral capaz de producir ácidos y proteína digestiva. A partir de exámenes microscópicos de varios miles de cortes Miller llegó a la conclusión de que la caries del esmalte es producida por un grupo de organismos predominantemente filamentosos. La destrucción del cuerpo del esmalte y la dentina fue primariamente una desmineralización, lo cual llegó a confirmar mediante un análisis clínico de dentina con caries. Alguna cantidad de ácido fue el único agente lógico de la desmineralización, y el único origen concebible de dicho ácido en la boca fue la fermentación microbiana de los carbohidratos de la dieta.

3. Proteólisis-quelación. Considera que es una destrucción bacteriana de los dientes en la que el primer ataque se dirige principalmente a los componentes orgánicos del esmalte. Los productos de descomposición de esta materia orgánica tienen propiedades quelantes y, por lo tanto, disuelven los minerales del esmalte dental.

Existen otras teorías que tratan de explicar este tema:

Sacarosa y quelación. Propone que las concentraciones muy elevadas de sacarosa forman Ca-sacaratos e intermediarios complejos de Ca que requieren que el fosfato inorgánico sea removido del esmalte por las enzimas fosforilantes.

Autoinmunidad. Sugiere que la caries se desarrolla dentro del diente ya que los odontoblastos son lesionados por un proceso autoinmunitario, de modo que la capacidad de defensa de la dentina y el esmalte se encuentra comprometida y así se origina la caries como enfermedad degenerativa.

Recordemos que estas son teorías que tratan de explicar cómo se genera la caries dental, primera enfermedad del humano en el mundo.

Referencias bibliográficas

  1. http://www.odon.uba.ar/uacad/periodoncia/docs/ut4placaparacariesdental.pdf
  2. http://www10.uniovi.es/anatopatodon/modulo7/tema01_enfermedades_bacterianas/020Teorias.html
Compartir