Ulectomía con electrobisturí en un paciente pediátrico

965

POR EL C.D. C.M.F. JOEL OMAR REYES VELÁZQUEZ

Se trata de un procedimiento quirúrgico que consiste en la remoción quirúrgica de la mucosa gingival que cubre dientes que no pueden erupcionar. Su objetivo es liberar o abrir un camino para que el órgano dentario pueda ocupar su posición en el arco dental correspondiente y así cumplir con su función, fonética y estética dentro del sistema estomatognático. Se trata de realizar quirúrgicamente un ojal o ventana quirúrgica sobre los tejidos que cubre el borde incisal de la cara oclusal de aquellos dientes que han sufrido retraso en su erupción. Es muy sencillo realizarlo y puede hacerse de varias formas.

Desarrollo y erupción dentaria

Generalmente los seres humanos tienen sus ciclos de erupción dental perfectamente definidos, aunque en algunos casos puede existir un retraso en ella. Conforme se van formando las estructuras dentarias, se van acercando al reborde alveolar para romper la encía y hacer erupción.

El término retraso en la erupción dental se utiliza en los casos en que dicha erupción o emergencia del órgano dentario no se produce o no se ha iniciado y normalmente se deben a barreras en el mismo hueso o a otras causas, como algunas enfermedades sistémicas.

Trastornos asociados con el retraso dental

• Hematomas de erupción: se trata de un tejido púrpura azulado que en ocasiones se desarrolla unas semanas antes de la erupción decidua o permanente.
• Secuestros de la erupción: se observa en niños al momento de hacer erupción el primer molar permanente.
• Erupción ectópica: la longitud de arco insuficiente, la pérdida excesiva de los órganos dentarios o una variedad de factores locales pueden influir en un diente para que erupcione o trate de erupcionar en una posición anómala.

Factores sistémicos

• Síndromes y enfermedades: disostosis cleidocraneal y craneofacial, osteogénesis imperfecta, sífilis congénita, etc.
• Genéticas: síndrome de Down o mongolismo.
• Carenciales: falta de vitamina A, raquitismo.
• Endocrinológicos: hipohipofisismo, hipotiroidismo, suprarrenales, etc.

La fibrosis gingival

Se desarrolla debido a la formación de nuevos paquetes fibrosos que refuerzan la densa estructura del tejido conectivo adyacente al epitelio gingival que cubre la corona del diente.

Al erupcionar el órgano dentario pierde fuerza eruptiva, al ser obstaculizado por una barrera de tejido mucoso que se encuentra sobre la superficie oclusal o incisal y que aparentemente, dicho órgano no es capaz de romperlo o perforarlo. Esta patología es ocasionada por la fricción superficial de los alimentos con la mucosa desdentada. Esto también sucede cuando el diente temporal se ha perdido de forma prematura.

Indicaciones

• Retraso en la erupción dental sin causa aparente
• Fibrosis gingival
• Dientes parcialmente erupcionados o con erupción lenta
• Después de la cirugía de un diente supernumerario
• En casos de quistes de erupción, cuando el procedimiento de ulotomía o incisión del capuchón mucoso no fuera suficiente

Para realizarla se utiliza un bisturí o un electrobisturí.

Electrocirugía

Consiste en la aplicación de la energía térmica generada eléctricamente a un tejido vivo para alterarlo o destruirlo con fines terapéuticos. Hace que se incremente la temperatura celular, coagula y extirpa tejidos con un menor sangrado. No existirá una necrosis por coagulación ya que se da la deshidratación de las células individuales, por lo tanto la reparación de los tejidos está libre de contracción cicatrizal. La desventaja de la electrocirugía es que causa un incremento en la necrosis del tejido. Además cuando termina la electrocoagulación del nervio se cree que se da una lesión postoperatoria dolorosa.

Técnica

• Efectuar antisepsia de la cavidad bucal con gluconato de clorhexidina.
• Se anestesia bloqueando la zona correspondiente.
• Realizar con mucho cuidado una fenestración para facilitar el proceso de apertura por oclusal retirando la encía engrosada.
• Remover cuidadosamente la mucosa gingival que cubre el diente retenido, evitando dañar los dientes adyacentes. Se sigue el margen gingival de las coronas de dichos dientes adyacentes. Dejar por completo descubierta la corona y permitir que en unos días dicho diente llegue a oclusión.

Referencias bibliográficas

  1. Ralph E, David R. 2014 Odontología para el niño y el adolescente de Mc Donald y Avery E.
  2. Crawford PJM, Aldred MJ. 1989. Regional odontodysplasia: a bibliography. J Oral Pathol Med 18:251-263.
  3. Fanibunda KB, Soames JV. 1996, Odontodysplasia, gingival manifestations, and accompanying abnormalities. Oral Surg Oral Med Oral Pathol Radiol Endod 81: 84-88.
Compartir