Orígenes y enseñanza en México (3a parte)

27

Década de los ochenta

A esta etapa se le ha denomina dolatino americana y es considerada como un importante esfuerzo para modernizar la enseñanza de la Odontología, con énfasis en la prevención integral de tipo interdisciplinario, buscandola integración de la docencia, servicio e investigación, sin embargo continuó predominando la Odontología restauradora.

A partir de 1991, se promueve un modelo curricular denominado innovador, que se caracteriza por tomar como objeto de estudio al proceso salud-enfermedad, integrando los conocimientos de las diferentes áreas para la solución de los problemas por medio de la clínica integral.

La historia de la educación y enseñanza odontológica es muy antigua, de manera ritual en los tiempos antiguos, cuando no existían centros de estudio formales como las universidades. Las reducidas castas sacerdotales o políticas eran quienes tenían acceso a ciertos tratamientos dentales y nunca con una finalidad médica sino que más bien como una demostración de pertenecer a un estrato social alto, o al sacerdocio. En las culturas precolombinas de América y en otras culturas viejas del mundo, se han encontrado cráneos con dientes tallados a los cuales les colocaban restauraciones de diversos materiales. Pero todo era hecho de manera empírica. Sin embargo existen algunos manuscritos antiguos donde se habla de las enfermedades dentales y de las encías y en la cultura egipcia anterior a Cristo ya existen documentados ciertos instrumentos y procedimientos quirúrgicos realizados en ciertos grupos poblacionales. Es decir, como toda la medicina, el conocimiento rudimentario poco a poco se fue formalizando y se fueron creando las primeras escuelas para enseñar el oficio de la dentistería.

Los cambios curriculares efectuados incorporaron elementos innovadores de la práctica odontológica, hecho que ofrece nuevas alternativas para la actualización curricular y el avance de la práctica profesional. Esta es la nueva tendencia para los próximos años, donde la Federación de Facultades y Escuelas de Odontología (FMFEO) tiene una participación importante, ya que ha realizado un diagnóstico de los planes de estudio de Odontología a nivel nacional y, además, con el propósito de impulsar la calidad de la enseñanza, se ha dado a la tarea de proponer un consejo de acreditación en la enseñanza de la Odontología, con el que se ha planteado establecer un intercambio permanente de experiencias que contribuyan a un enriquecimiento mutuo, tanto del comité como del consejo.

Actualmente están operando en el país 61 escuelas y facultades de Odontología; 36 públicas y 25 privadas, de las cuales 6 desarrollan el sistema modular en sus planes de estudios y las 55 restantes manejan el modelo tradicional con algunas modificaciones, dándole mayor énfasis a la Odontología integral, a lo social y a la investigación.

La enseñanza de la Odontología se ha caracterizado por ser eminentemente práctica, desde la creación de la primera escuela, hasta la actualidad, lo que permite un mayor desarrollo de las habilidades psicomotoras del estudiante a través del entrenamiento que recibe en la práctica clínica. Debido a esto, las diferentes escuelas se han preocupado más por desarrollar su infraestructura clínica propia.

La formación profesional del odontólogo está orientada de manera importante al tratamiento clínico individual, a una práctica profesional liberal. En algunos casos se complementa esta formación con elementos de salud pública que facilitan al odontólogo su ubicación profesional en el sector salud. Por lo anterior, y tomando en consideración los cambios económicos, políticos y sociales que se viven en el país, el sector salud tendrá que reorientar el trabajo que hasta el momento se ha venido realizando en el área de Odontología, fortaleciendo e impulsando programas para la prevención de enfermedades bucales, mejorando sistemas ergonómicos de atención, acordes con criterios expresados en la licenciatura y el análisis y aprobación de reglamentos nacionales para el ejercicio profesional de la Odontología.

Número de odontólogos en México

De acuerdo con el Censo General de Población de 1990, para una población de 81,249,645 habitantes existían en México 58,348 odontólogos graduados, 25,960 eran masculinos (44.4 %) y 32,388 mujeres (55.5 %). El número de dentistas activos en la práctica profesional, de acuerdo con dicho Censo, fue de 32,345, lo que indicaba una deserción de un 44,6 %, de los cuales 22,738 eran varones (70.3 %) y 9,606 mujeres (29.7 %).

Aunque no existen datos oficiales relacionados con el número actual de odontólogos en funciones, se presume que dicha cantidad en 1995 fue de aproximadamente 48,000 dentistas activos en el país. Lo cual significa que de 1990 a 1995 el número de odontólogos en el país aumentó aproximadamente en 15,655 profesionales; es decir, un promedio de 3,131 por año. De los 48,000 dentistas estimados para 1995 en el país, se calculaba que en números redondos 13,800 correspondieron a los activos solamente en la Ciudad de México.

En realidad el verdadero número de odontólogos activos en México es difícil de estimar debido a las cambiantes condiciones económicas.

La distribución tanto geográfica como socioeconómica de los egresados aparentemente obedece más a los altibajos de las tendencias económicas del país que influyen en sus posibilidades de ubicación. Se estima que el lugar para el establecimiento de una práctica profesional no está determinada por las preferencias personales del odontólogo, sino por las condiciones económicas del país. Éstas desde luego juegan un papel de primordial importancia en este aspecto, ya que el mercado de trabajo, obviamente está influido por la distribución económica familiar y sujeto al hecho de que más del 80 % de la población mexicana no se encuentra en condiciones de sufragar los precios de una atención odontológica que no sea la de las emergencias (principalmente por dolor).

De manera tal que el mercado de trabajo odontológico se encuentra determinado por la relación entre la oferta y la demanda de servicios. Sin embargo esta relación no se presenta en forma simple. Por un lado, la oferta se encuentra condicionada por la cantidad, ubicación, tiempo de dedicación, producción y calidad de los servicios proporcionados por el actual número de odontólogos activos profesionalmente, así como por el egreso no planeado del número de graduados en todas las escuelas y facultades de odontología del país. Por otro lado, este mercado de trabajo está también definido por la demanda de atención, que en México no obedece a las necesidades de salud bucal de la sociedad, sino que está determinada mayormente por la capacidad económica de los diversos estratos de la sociedad.

Compartir