Cementoblastoma benigno

50

POR EL C.D. C.M.F. JOEL OMAR REYES VELÁZQUEZ

Se considera al cementoma como una lesión benigna aunque antiguamente era un término utilizado para definir todas las tumoraciones formadoras de cemento. Después de que el World Health Organizations Committee for the Histological Typing of Odontogenic Tumors, Jaw Cystsand Alliedlesions, definió cada una de estas lesiones, Cherrick y otros encontraron en la literatura sólo 23 casos de cementoblastoma benigno de los cuales únicamente ocho estaban bien documentados. El primer reporte de un cementoblastoma con todas sus características fue hecho en 1930 por Norbergy desde entonces por lo menos se han notificado alrededor de unos 59 casos. Es un verdadero tumor odontogénico de origen mesodérmico que se origina a partir de los cementoblastos neoplásicos. Fue descrito por Dewey en 1927 y clasificado por la OMS como un tumor odontogénico verdadero, considerado relativamente raro, representando del 0.8 al 2.6 de todos los tumores odontogénicos. Es más frecuente en personas jóvenes, afectado mayormente a menores de 30 años, sin existir predilección por género. Aparece más comúnmente afectando la mandíbula a nivel del primer molar, seguido por el segundo premolar. Rara vez se ha reportado en asociación con un diente impactado o con un diente deciduo.

Es un tumor de crecimiento lento. Tiende a desplazar las corticales óseas, produciendo dolor.

Tiene buen pronóstico y presenta un aspecto radiolúcido patognomónico. Aparece como una radiopacidad circular, solitaria, bien definida, rodeada por un halo radiolúcido y la lesión se produce alrededor de la raíz del diente. En 1971, la OMS clasificó las lesiones de cemento en cuatro variables:

• Displasia periapical del cemento.

• Cementoblastoma benigno.

• Fibroma cementificante.

• Cementoma gigantiforme.

Aunque la clasificación actual de las lesiones de cemento publicadas en 1992 por la OMS, están basadas en la edad, sexo, características clínicas, radiográficas e histopatológicas, así como la localización de la lesión. Esta clasificación se divide en:

• Fibroma cementosificante.

• Cementoblastoma benigno (verdadero cementoma).

• El grupo de las cemento-óseo-displasias, que incluye la displasia periapical del cemento y la cemento-óseo displasia florida.

La OMS ha clasificado el cementoblastoma y el fibroma cementificante como las únicas verdaderas neoplasias del cemento.

El cementoblastoma benigno o verdadero cementoma se manifiesta clínicamente con una tumefacción ósea que puede acompañarse o no de dolor, en el área donde se encuentra la lesión. Se produce con mayor frecuencia antes de llegar a la segunda década de la vida y su localización es más común en la zona de premolares y molares inferiores, dándose en raras ocasiones en el maxilar.

A menudo la lesión aparece solitaria, aunque algunos autores han descrito casos de localización bilateral.

El cementoblastoma se desarrolla frecuentemente en dientes permanentes presentes en las arcadas, si bien hay algunos casos descritos de cementomas en dientes incluidos así como en dientes deciduos.

El diagnóstico diferencial a nivel radiológico es con:

• Patología periapical infecciosa.

• Cementículos e hipercementosis.

• Osteoma.

• Osteítis condensante.

• Hipercementosis severa.

• Fibro-osteoma central y displasia fibrosa.

• Endostosis, osificación concéntrica, osteoesclerosis.

Para realizar el diagnóstico definitivo, debe hacerse un examen anatomopatológico.

Manifestaciones clínicas

El síntoma más común es el dolor esporádico y la inflamación, mismos que igualmente pueden estar ausentes por completo. También puede manifestarse por expansión de las corticales. La imagen radiográfica del tumor es una masa opaca esferoidal desarrollada a partir del cemento radicular, bien delimitada del hueso adyacente por un delgado borde radiolúcido de grosor uniforme. Se sugiere la extracción de la pieza dental involucrada y el curetaje del tumor.

Diversas características clínicas facilitan el diagnóstico diferencial: la primera, radiográficamente la apariencia típica es de un halo opaco con bordes radiolúcidos; mientras que la segunda y más importante es que el cementoblastoma benigno es producido por la propia estructura del cemento radicular, la cual es reabsorbida por la lesión. En ciertas extracciones dentales puede ser reportada como un caso de anquilosis. El cementoblastoma benigno en algunas ocasiones reemplaza a la pulpa radicular, aunque en estadios tempranos es vital, y en estadios tardíos se considera no vital. Es de crecimiento ilimitado y la endodoncia no elimina o frena el problema.

Tratamiento

Varía desde la observación hasta la extracción quirúrgica del diente implicado. Otras veces primero se realiza en tratamiento de endodoncia y posteriormente la enucleación del tumor, con buenos resultados. Pero por lo general se opta por realizar la extracción del diente y la enucleación del tumor. Cuando existen recidivas de esta patología, esto se debe principalmente a que se hizo la remoción incompleta del tumor.

En cierta investigación acerca del mecanismo molecular que regula el proceso de cementogénesis se descubrió que las células derivadas del cementoblastoma benigno (CB) producen la proteína 56-KDa. La proteína del CB demostró que promueve la adherencia de las células del ligamento periodontal, células derivadas del hueso alveolar y fibroblastos gingivales.

Sumer M, Gunduz K, Sumer AP y Gunhan O, reportaron en el 2006 el caso de un individuo del sexo masculino que tenía trismus e inflamación a nivel del tercer molar inferior izquierdo, de dos meses de evolución. No había antecedente de trauma orofacial. A la inspección clínica se observó pericoronitis aguda en la pieza dental 17 parcialmente impactada y con inflamación de la mucosa suprayacente. También presentaba una expansión del hueso en la porción bucal de la mandíbula. La radiografía panorámica mostró una masa opaca de 20 mm adherida a la porción lateral de la raíz de la pieza dental 17, rodeada por una zona de radiolucencia periférica. Desde el punto de vista histológico, se pudo ver una densa lámina irregular, material parecido al osteocemento, con una placa de tejido intersticial.

En el 2004, Ohki K y colaboradores publicaron un caso clínico inusual de CB, el cual involucraba a un varón de 12 años de edad con inflamación desde hacía dos meses en la región del maxilar del lado derecho. La salud general del niño era buena, pero había padecido dermatitis atópica en la infancia. El examen clínico intraoral reveló un marcado engrosamiento de la porción posterior del maxilar. La cubierta mucosa era normal, y todos los dientes asociados no tenían movilidad ni sintomatología. Se hicieron pruebas de vitalidad con un vitalómetro; la reacción fue negativa para el primer premolar superior derecho y hubo una débil reacción positiva para el segundo molar superior derecho deciduo y para el primer molar permanente. La tomografía computada mostró una masa bien definida y de alta densidad en la región posterior y superior derecha del maxilar. La radiografía panorámica reportó una masa redonda opaca que medía aproximadamente 3.7 x 3.0 cm y se extendía desde el primer premolar hasta el segundo molar permanente. Se toma biopsia con anestesia local; el diagnóstico histopatológico correspondió a CB. La cirugía completa se realizó bajo anestesia general. Se removió un tumor redondeado con las cinco piezas dentales involucradas (segundo molar superior derecho deciduo, primero y segundo premolares y el primero y segundo molar permanentes). No se presentó recidiva hasta el momento de la publicación del caso. El tumor calcificado midió 3.5 x 3.0 x 3.1 cm y estaba compuesto por tejido parecido al cemento con trabeculado irregular, células englobadas y numerosas líneas reversas. Además, se hallaba fusionado al cemento de las superficies radiculares de los dientes extraídos.

A manera de resumen diremos que el CB es una lesión benigna rara de la cavidad oral, es un tumor odontogénico ectomesenquimal que se encuentra adherido a la raíz de un órgano dentario, está constituida por la formación abundante de tejido mineralizado con características microscópicas de cemento, está delimitada por tejido fibroso bien vascularizado similar al ligamento periodontal. Este tumor se encuentra ubicado en los huesos maxilares a nivel del primer molar, seguido en frecuencia del segundo premolar. Es considerada la única neoplasia verdadera originada del cemento puesto que comprende entre el 1 % al 6,2 % de todos los tumores odontogénicos, en una porción mínima representa un porcentaje inferior al 1 % de todos los tumores odontogénicos.

Además de las datos clínicos, son de utilidad los estudios radiográficos como la ortopantomografía y la TC. En la ortopantomografía se observa como una zona radiopaca unilocular delimitada por un halo radiolúcido, en continuidad con la raíz dental. Pueden aparecer totalmente radiolúcidas con una mezcla de imágenes radiolúcidas o radiopacas o completamente radiopacas, las lesiones no radiopacas presentarán una zona periférica de radiolucidez continua en el espacio del ligamento periodontal normal de las áreas no afectadas del diente. Sin embargo, la presentación radiográfica del CB depende de la etapa de maduración de la lesión.

Referencias bibliográficas

Compartir