Onicocriptosis o uña encarnada; observaciones para su prevención y abordaje terapéutico

Por el Dr. José Luis Sánchez Rodríguez Especialista en Dermatología.

336
1356061 - feet and toes of a young adult woman. she is hiding her toes and curling them up.

Es un motivo frecuente de consulta, en el que prevenir mediante la educación del paciente, para el correcto corte de la uña, así como el abordaje terapéutico adecuado, revisten fundamental importancia.

También conocida como onixis lateral, uña enclavada u enterrada, la onicocriptosis es el resultado de la penetración del borde lateral o distal de la lámina ungueal en los tejidos blandos del dedo alrededor de la uña.

La uña se entierra al producirse presiones opuestas y fricción constante del calzado sobre los pliegues periungueales y la uña, esto, debido a un mal corte o anomalías de la forma de las mismas, lo que ocasiona una inflamación reactiva del surco lateral.

La cronicidad del proceso produce hiperplasia e hipertrofia, con formación de tejido de granulación y edema

Los defectos que puede presentar la lámina ungueal para desencadenar la fisiopatogenia de las uñas encarnadas son los siguientes:

• Angulación unilateral de la uña

• Angulación bilateral

• Sobrecurvatura simétrica

La primera causa de onicocriptosis sin duda alguna es el mal corte de la uña, lo que provoca un fenómeno mecánico-traccional, el cual se va a presentar más frecuentemente en niños y adolescentes.

Realizar el corte inadecuado ocasiona el ascenso gradual de tejidos blandos por edema, hasta llegar al extremo de no observar el borde lateral real de la placa ungueal, originando la formación de una espícula que desencadena la ruptura de tejidos blandos y una reacción a cuerpo extraño con formación, al pasar el tiempo, de granulomas e infecciones sobreagregadas con la presencia de pus y dolor importante.

La parasitación por hongos de la uña u onicomicosis es la principal causa conocida que puede ocasionar la sobrecuvatura de la lámina ungueal, y una queratosis subungueal severa.

Los estadios clínicos de la onicocriptosis se determinan de acuerdo con la clasificación en grados de Heifetz y Mogensen.

• Grado I: se presenta dolor, eritema, edema y tumefacción

• Grado II: se manifiesta dolor, eritema, edema y tumefacción con granuloma

• Grado III: hay dolor, eritema, edema, tumefacción y granuloma con epitelización

El tratamiento para la onicocriptosis depende mucho del grado en el cual se encuentre el proceso de uña encarnada, y éste puede ser desde conservador, con un corte adecuado de las partes laterales de la uña, colocando algodones en los pliegues laterales de la lámina ungueal para que no se entierre la uña en el tejido blando, hasta tratamientos quirúrgicos como la matricectomía parcial con fenolización o electrofulguración de la matriz, que debiera implementar el cirujano dermatólogo.

Problemas ortopédicos como el hallux valgus o juanetes, así como defectos como la paquioniquia congénita (desorden raro de índole genética) pueden condicionar la aparición de uñas encarnadas

Es fundamental la educación del paciente, sobre todo en el caso de la onicocriptosis mecánica, en el cual el tratante debe adiestrarse para llevar a cabo un corte longitudinal y horizontal sin invadir los pliegues laterales, lo que es fundamental en la profilaxis de este padecimiento.

En ocasiones será necesario incluir terapia antibiótica, dar antinflamatorios, así como analgésicos que mejoren el proceso, antes de llegar al procedimiento quirúrgico correctivo, en el que la técnica quirúrgica incluye el desmontaje completo de la uña, con anestesia local, o solamente las partes laterales utilizando un bisturí, con extracción del lecho ungueal y electrofulguracion de la matriz.

En el caso de un dedo con grado tres de Heifetz y Mogensen, se deberá extirpar también el granuloma, y en su caso se realizará una plastía del tejido blando, eliminando el tejido de granulación.

El tratamiento de la onicomicosis se lleva a cabo con fármacos antimicóticos y el uso de urea al 40 % en vaselina sólida; son además, alternativas adicionales para ablandar la uña, la cual se aplana en caso de una hipercurvatura.

El uso de zapatos adecuados y la cirugía de hallux valgus, junto con la utilización de plantillas, mejorará los arcos plantares: son herramientas que también se pueden utilizar en algunos casos para evitar el fenómeno de uña encarnada.

Compartir