Uso de isotretinoÍna en acné y monitoreo de laboratorio

Por la Dra. Lizeth Alejandra Gutiérrez Chávez Especialista en Dermatología.

413

Uno de los aspectos de los que hay menos información sobre este fármaco, útil en el tratamiento del acné, corresponde a la frecuencia con que se deben hacer estudios de laboratorio para el seguimiento de los pacientes en tratamiento, razón por lo cual recientemente se llevó a cabo una revisión sistemática y metaanálisis (Shinkai K, et al. JAMA Dermatol. 2016;152[1]:17-9) con la evidencia existente en la literatura en los Estados Unidos, país en donde por cuestiones regulatorias los exámenes de laboratorio se deben realizar de manera habitual cada treinta días, existiendo también una sobrerregulación con el programa iPLEDGE, que realiza una prueba de embarazo antes de prescribir la siguiente caja del producto.

Este metaanálisis titulado “Isotretinoin Laboratory Test Monitoring-A Call to Decrease Testing in an Era of High-Value, Cost-Conscious Care”, incluyó estudios en los que se utilizaron las dosis típicas de medio a un miligramo por kilogramo de peso de la droga, o más de 40 mg del producto por día.

Si se decide utilizar isotretinoína para la terapia del acné, el seguimiento del paciente con estudios de laboratorio debe individualizarse.
Si se decide utilizar isotretinoína para la terapia del acné, el seguimiento del paciente con estudios de laboratorio debe individualizarse.

Mediante una estrategia de búsqueda exhaustiva en Ovid/MEDLINE y EMBASE, desde el año 1960 hasta agosto del 2013, se identificaron los estudios acerca del uso de isotretinoína en el tratamiento del acné vulgar, con una duración de por lo menos cuatro semanas de haber administrado la droga en pacientes de 9 a 35 años, y que incluían 10 o más participantes. Fueron tomados en cuenta los publicados en cualquier país e idioma.

Se sabe que los cambios más comunes en los pacientes que toman isotretinoína son piel y labios secos,  lo mismo, resequedad de la mucosa nasal que puede conducir a epistaxis.

Por otra parte, el medicamento es teratógeno y uno de los riesgos más importantes de su uso es la hiperlipidemia, en particular la hipertrigliceridemia con riesgo de generar pancreatitis. Hay además leucopenia, trombocitopenia y, en algunos casos, elevación de las transaminasas. Por lo tanto el programa iPLEDGE (www.ipledgeprogram.com ) en los Estados Unidos, recomienda medir lípidos en ayunas en forma basal, así como los parámetros hepáticos, repitiendo los estudios a intervalos semanales, bisemanales o mensuales, lo que puede llegar a ser excesivo.

Resultados de laboratorio durante el tratamiento (Metaanálisis)
Resultados de laboratorio durante el tratamiento (Metaanálisis)

En la tabla puede apreciarse que todos los factores medidos cayeron en cifras normales y se muestran las cifras de elevación de parámetros y los rangos durante la toma del medicamento que fue estadísticamente significativo comparándose contra los valores basales, así como el seguimiento en semanas. En el caso de las HDL el parámetro es de disminución.

Esta evaluación demostró que la isotretinoína se asocia con cambios estadísticamente significativos en el valor medio de varias pruebas de laboratorio (recuento de glóbulos blancos, función hepática y lípidos), sin embargo no se demostró que tales cambios pusieran a los pacientes en un riesgo alto, es decir la proporción de pacientes con anormalidades de laboratorio fue baja.

Los autores sugieren que realizar un monitoreo del laboratorio al principio del tratamiento y utilizar el juicio clínico para determinar la frecuencia de estudios de laboratorio para cada paciente en función de los hallazgos iniciales de laboratorio, condiciones concomitantes, como enfermedad hepática preexistente, el uso de medicamentos hepatotóxicos, o la presencia de síndrome metabólico (lo que podría aumentar el riesgo de anormalidades de laboratorio), es lo prudente. Con la experiencia práctica y con los resultados de esta investigación, se puede establecer que los eventos adversos graves relacionados con el uso de isotretinoína son poco frecuentes.

Las dosis de  isotretinoína para  la población mexicana pueden ser menores que en otras latitudes

En el caso de los pacientes mexicanos, la presencia de obesidad y síndrome metabólico es alta, por lo que valdría la pena hacer estudios en nuestra población, en la cual hay un perfil genético y metabólico particular, por otro lado, la utilización de dosis menores de isotretinoína en nuestro medio, en comparación con las de otras latitudes, podría dar un mayor margen de seguridad a nuestros pacientes. Tales datos están aún en vías de ser producidos. 

Compartir