Filtros solares más enzimas de reparación del ADN en pacientes con QA.

341

En un estudio clínico de seis meses de duración (J Drugs Dermatol. 2015;14[9]:986-90) realizado en una cohorte de 28 pacientes con queratosis actínica (QA) se dividió a los participantes en dos grupos de forma aleatorizada, con la finalidad de comparar los efectos clínicos y moleculares de los protectores solares adicionados con enzimas de reparación del ADN (grupo con enzimas; n=14), contra los filtros solares tradicionales sin enzimas (grupo filtro solar; n=14).

Se midió principalmente: 1) hiperqueratosis, 2) campo de cancerización (medido por el diagnóstico de fluorescencia utilizando metilaminolevulinato) y 3) los niveles de dímeros de pirimidina ciclobutano (CPDS), indicativos del daño al ADN en biopsias de piel.

Ambos regímenes produjeron una reducción significativa de la hiperqueratosis de las QA, sin diferencia estadística entre los dos grupos.

El campo de cancerización se redujo significativamente en los dos esquemas, pero la disminución observada en el grupo de pacientes que utilizaron filtro solar más enzimas fue significativamente mayor que en el conjunto de protección solar sin enzimas (p<0.001). A los 6 meses los CPDS se redujeron 61 % en el grupo con enzimas y 35 % en el de protección solar sola, en comparación con los valores basales (p<0.001).

Los resultados demuestran que a pesar de tener un efecto similar sobre la hiperqueratosis en ambos brazos del estudio, la adición de las enzimas de reparación del ADN como la fotoliasa y la endonucleasa hace más eficaz la reducción del campo de cancerización y liberación de CPDS, que en el grupo que únicamente utilizó protectores solares sin enzimas.

Tomados en conjunto, los resultados indican que al menos en este estudio la adición enzimática tiene el potencial de prevenir la transformación maligna de las QA hacia un carcinoma de células escamosas invasivo de una manera más eficiente.

Compartir