Melanoma y microcirugía de reconstrucción neurosensitiva

216

El melanoma es uno de los tumores que de manera secundaria a los cambios ambientales actuales, ha experimentado un incremento importante en incidencia y prevalencia; además se puede presentar a cualquier edad.

La doctora Blanca Arámbula, adscrita al Servicio de Oncología y Cirugía Plástica del Hospital Juárez de México (HJM), efectúa protocolos de microcirugías de reconstrucción neurosensitiva en pacientes diagnosticados con melanoma en planta del pie, que les permite recuperar exitosamente el movimiento.

Screen Shot 2016-10-14 at 9.41.40 AM

Es una cirugía altamente especializada que también se utiliza para reparar los defectos en la piel causados por tumores, cáncer, quemaduras y traumatismos, puesto que reconstruyen la zona afectada con tejido provisto de arterias, venas o nervios, que toman de otra parte del cuerpo.

Screen Shot 2016-10-14 at 9.44.13 AM

Aunque es factible que su desarrollo se dé en cualquier área que esté altamente expuesta a los efectos de los rayos ultravioleta (cara y espalda, por ejemplo), existen zonas que han evidenciado mayor predisposición, tales como:

• Planta del pie

• Palma de la mano

• Dedos y uñas

• Región genital

Su forma es asimétrica y semeja un lunar o una lesión pigmentada que crece aceleradamente sin motivo. Este tipo de tumores es considerado como uno de los más agresivos debido a que en la superficie puede medir más de dos centímetros; sin embargo, en su interior es hasta tres veces mayor. Por lo que se tiene que retirar una parte importante de la piel. Es relevante informar que en otros casos no crecen, pero hacen metástasis, indicó la especialista.

Screen Shot 2016-10-14 at 9.45.13 AM

Con la finalidad de evitar amputaciones de las extremidades, es necesario vigilar algunas señales de alarma como: figura asimétrica, bordes irregulares o perlados, presentar cambios de coloración y rápido crecimiento.

Uno de los adelantos más importantes en cirugía reconstructiva en las últimas dos décadas es el advenimiento de las técnicas microquirúrgicas.

Lo anterior significa que ya es posible operar estructuras pequeñísimas bajo magnificación o aumento ocular con lentes y microscopios especiales, lo cual nos permite observarlas de un tamaño lo suficientemente grande para poder manipularlas.

La Dra. Arámbula informó que el tejido para reconstruir y reactivar la circulación, se obtiene del muslo, brazo o la región de la entrepierna.

Por otra parte, a los pacientes fumadores, con diabetes o aterosclerosis se les practica un estudio detallado para determinar si son aptos para este procedimiento. En caso de no ser candidatos, se les ofrece otros procedimientos reconstructivos de menor complejidad.

Sin duda los avances tecnológicos son una herramienta indispensable durante la conducta terapéutica de estas lesiones, sin embargo, vale la pena destacar que la educación fotoprotectora (que idealmente comienza con el cuidado de los padres para evitar la exposición de los recién nacidos) es un factor que nunca debe ser subestimado, es decir, no hay mejor protocolo de cuidado que aquel que es preventivo, mediante el cese a la exposición solar en horas de mayor intensidad (10 a 16 horas aproximadamente), el uso de lentes protectores, sombrero, ropa adecuada que cubra lo más posible y la utilización correcta del bloqueador solar con FPS correspondiente.

Compartir