Novartis presenta en congreso de la EADV el resultado de encuesta a pacientes con psoriasis

192
Más allá de la patología cutánea, la psoriasis favorece comorbilidades que alteran de modo importante el bienestar psicológico del individuo.

De acuerdo con una investigación realizada por este importante laboratorio fundado en Suiza, y con relevante presencia en nuestro país, los pacientes con esta enfermedad afirman sufrir discriminación y humillaciones a causa de su aspecto, así como enfermedades psicológicas.

“Aunque las evidencias de la práctica clínica presentadas en el Congreso de la European Academy of Dermatology and Venereology (EADV) demostraron que el blanqueamiento de la piel mejora significativamente la calidad de vida, la encuesta reveló que más de la mitad (57 %) de los pacientes no logró un blanqueamiento total o casi total de la piel con su tratamiento, y que casi un tercio (28 %) tuvo que esperar cinco años antes de recibir un tratamiento que les ofreciera este nivel de blanqueamiento”, apunta el laboratorio.

“Todos los pacientes  deberían tener la opción de blanquear totalmente su piel, pero esta investigación nos indica que muchos no tienen esa oportunidad”, expresa por su parte el director global de Desarrollo de Medicamentos y Director Médico de Novartis, Vasant Narasimhan.

“Novartis respalda la resolución de la Organización Mundial de la Salud para hacer de la psoriasis una prioridad sanitaria global y ayudar a los pacientes a afrontar los dolorosos retos físicos, sociales y psicológicos que conlleva esta enfermedad”, añade Narasimhan.

Según los resultados, la mayoría de las personas encuestadas (84 %) sufrían discriminación y humillaciones, mientras que casi la mitad (43 %) de los pacientes sentía que la psoriasis había afectado sus relaciones y además les había impedido mantener relaciones íntimas.

“A un tercio de las personas encuestadas (38 %) también se le había diagnosticado una enfermedad psicológica a causa de la psoriasis: a uno de cada cuatro se le había diagnosticado ansiedad (25 %) o depresión (24 por ciento).

Los pacientes con ansiedad o depresión también sufrían la variante más grave de la enfermedad y tenían peor calidad de vida, según otra investigación presentada en el EADV, lo que refuerza el vínculo entre los aspectos psicológicos y físicos de la enfermedad”, concluye la farmacéutica.

Compartir