Eficacia y seguridad de brodalumab en pacientes con psoriasis

200

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica y debilitante, en la que interactúan factores genéticos, ambientales e inmunitarios. Tiene como órganos primarios la piel y las articulaciones, y se asocia simultáneamente con otras enfermedades, en particular cardiovasculares.

El entendimiento de la inmunopatogénesis del padecimiento ha dado como resultado el desarrollo de terapias dirigidas a dianas específicas, que se busca sean cada más efectivas en cuanto a control, pero sin incrementar los efectos adversos.

La interleucina 17 (IL-17) es fundamental para la inmunidad contra patógenos intra y extracelulares, además participa en la patogénesis de la psoriasis mediando la inflamación y el reclutamiento de diversas células del sistema inmunológico.
La interleucina 17 (IL-17) es fundamental para la inmunidad contra patógenos intra y extracelulares, además participa en la patogénesis de la psoriasis mediando la inflamación y el reclutamiento de diversas células del sistema inmunológico.

Como parte de lo anterior, recientemente se ha publicado en The British Journal of Dermatology el resultado de estudio prospectivo de Fase III, aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo de brodalumab en pacientes con psoriasis en placa de moderada a severa, conducido por el doctor Papp y colaboradores, en el que se destaca la importancia de continuar implementando nuevas conductas tererapéuticas ante la respuesta inadecuada que muchos pacientes presentan con los tratamientos actuales; este esfuerzo ha sido evidenciado en los resultados arrojados por ensayos, como el Fase II que antecede al anteriormente mencionado, que como objetivo tiene evaluar la seguridad y eficacia de un anticuerpo monoclonal llamado brodalumab que actúa sobre el receptor A de la IL-17, bloqueando su señalización.

En el ensayo Fase III se reclutaron 37 centros procedentes de Europa, Canadá y Estados Unidos.

Se incluyeron pacientes entre 18 y 75 años de edad que tuvieran diagnóstico de psoriasis en placa moderada a severa durante al menos seis meses previos a la primera dosis de la medicación en estudio, con un área de superficie corporal comprometida mayor o igual al 10 % y un puntaje de “Psoriasis Area and Severity Index” (PASI) mayor o igual a 12 y “Physician’s Global Assessment” (PGA) mayor o igual a tres.

Se excluyeron las pacientes embarazadas, con antecedentes de tuberculosis activa o que fueran negativas para tuberculosis durante las pruebas de tamizaje. También se excluyeron los pacientes con otras enfermedades dermatológicas, con infección activa en los últimos 28 días, antecedente de infección severa en las últimas 8 semanas, antecedente de enfermedad de Crohn, hepatitis B, hepatitis C, o VIH, antecedente de infarto de miocardio o angina inestable en el último año, y antecedente de patología oncológica o con diagnóstico actual de la misma.

Brodalumab es un anticuerpo monoclonal humano IgG2 contra el IL-17RA.
Brodalumab es un anticuerpo monoclonal humano IgG2 contra el IL-17RA.

Durante la fase de inducción los pacientes fueron aleatorizados en una proporción 1:1:1 a recibir brodalumab 210 mg, brodalumab 140 mg, o placebo cada dos semanas con una dosis adicional en la semana 1. Esta primera etapa tuvo una duración de 12 semanas. Posteriormente esta etapa fue seguida por un periodo de suspensión y re-tratamiento con una duración de hasta 52 semanas. Durante esta última fase los pacientes originalmente asignados al brazo con brodalumab 210 o 140 mg que tuvieran un puntaje de 0 o 1 (éxito con el puntaje PGA) a la semana 12, fueron reasignados para recibir la dosis de inducción o placebo similar al brazo de la fase previa. Aquellos pacientes que experimentaron recaída de la enfermedad (puntaje PGA mayor igual a 3) recibieron la dosis de inducción de brodalumab nuevamente.

Si los pacientes presentaban una respuesta inadecuada (definida como un puntaje PGA de 2 durante al menos 4 semanas o un puntaje PGA mayor a 3) luego de al menos 12 semanas de re-tratamiento, recibían medicación de rescate consistente en brodalumab 210 mg cada 2 semanas en etiqueta abierta.

Las principales medidas de evaluación fueron el porcentaje de pacientes que alcanzaron un puntaje PASI 75 y el éxito terapéutico con el puntaje PGA (como fuera definido previamente), a la semana 12.

Las principales medidas secundarias de evaluación incluyeron: el porcentaje de pacientes que alcanzaron el puntaje PASI 100 y el puntaje PGA 0 a la semana 12, el efecto del mantenimiento con el tratamiento continuado con brodalumab, evaluado por el porcentaje de pacientes reasignados a la semana 12 que alcanzaron el éxito terapéutico con el puntaje PGA a la semana 52, y la evolución reportada por el paciente a través del “Psoriasis Symptom Inventory” (PSI), entre otros.

Se incluyeron en total 661 pacientes los cuales se distribuyeron en los brazos de estudio con brodalumab 210 mg por dos semanas (n= 222), brodalumab 140 mg, dos veces por semana (n= 219), y en placebo (n= 220).

Completaron la fase de inducción 96 % de los pacientes y el 84 % se mantuvieron hasta la semana 52.

En la semana 12, el objetivo PASI 75 fue alcanzado por el 83 % (IC 95 %: 78 a 88) de los pacientes en el brazo con brodalumab 210 mg, el 60 % (IC 95%: 54 a 67) en el de brodalumab 140 mg, y en el 3 % con placebo.

La tasa de éxito con el puntaje PGA fue alcanzado por el 76 % (IC 95 %: 70 a 81), el 54 % (47 a 61), y en el 1 % de los pacientes en los brazos con brodalumab 210 mg, brodalumab 140 mg, y placebo, respectivamente (P< 0.001; en ambas asignaciones de brodalumab versus placebo).

Se observó una diferencia estadísticamente significativa en los principales objetivos secundarios de estudio en los pacientes con brodalumab, comparados con aquellos con placebo.

Un porcentaje significativamente superior de pacientes asignados a los brazos con brodalumab 210 y 140 mg comparados con placebo, alcanzó el objetivo PASI 90 (70 %, 43 %, y 1 %), PASI 100 (42 %, 23 %, y 1 %), y el puntaje PGA 0 (42 %, 23 %, y 1 %; P< 0.001 para todas las comparaciones).

En la evaluación de la semana 52, durante la fase de inducción, los pacientes asignados a brodalumab 210 mg tuvieron éxito terapéutico con el puntaje PGA en el 83 % y 0 % cuando fueron reasignados a brodalumab 210 mg y placebo, respectivamente.

En la evaluación de la semana 52, los pacientes asignados a brodalumab 140 mg en la fase de inducción tuvieron éxito terapéutico con el puntaje PGA en el 70 % y 5 % cuando fueron reasignados a esa misma dosis y a placebo, respectivamente.

Los porcentajes de pacientes que reportaron al menos un evento adverso, y un evento adverso serio fueron 59 %, 58 %, y 51 %, y del 1.8 %; 2.7 %; y 1.4 % en los brazos con brodalumab 210 mg, 140 mg y placebo, respectivamente.

La tasa de pacientes que discontinuaron la medicación durante la fase de inducción debido a eventos adversos fue comparable entre los grupos.

Lo anterior integra la conclusión de que hasta el momento el tratamiento con brodalumab ofrece un beneficio clínico significativo con un perfil de seguridad aceptable en pacientes con psoriasis en placa de moderada a severa.

Compartir