Apósitos para úlceras venosas y pie diabético. ¿Cuál es el mejor?

203

Tanto las úlceras en los pacientes con pie diabético como las úlceras venosas de las piernas son lesiones muy frecuentes, con consecuencias severas para la salud y difíciles de tratar. En general, ambos tipos de heridas son tratadas de forma ambulatoria por dermatólogos, médicos de atención primaria de la salud y cirujanos vasculares.

El apósito ideal para estas úlceras será aquel que genere un ambiente húmedo, absorba el exceso de exudados del lecho de la herida, elimine los detritos celulares, acelere la granulación cicatrizal, y proteja la herida de la pérdida de fluidos y de las infecciones. Además, al ser removido no debería generar trauma, daño en los bordes de las úlceras, causar incomodidad o inducir reacciones alérgicas.

Los apósitos sintéticos activos fueron reemplazando a las gasas u otro tipo de apósitos tradicionales, sin embargo su superioridad ha sido cuestionable en el contexto de este tipo de heridas.

El objetivo de una revisión sistemática recientemente publicada en Dermatology online journal (2016 Aug 15;22[8]) fue evaluar la eficacia de los apósitos de alginato, espuma, hidrocoloide, hidrofibra, e hidrogel en la curación de las úlceras en el pie diabético y venosas, y así poder establecer recomendaciones clínicas prácticas respecto a esto.

Los autores realizaron la búsqueda bibliográfica en las bases de datos de: PubMed, EMBASE, Cochrane Library, CINAHL, y clinicaltrials.gov on line hasta mayo del 2015 (sin restricción de idiomas). Además se evaluaron las referencias bibliográficas para encontrar artículos relacionados.

Se incluyeron para la revisión los análisis de costo-efectividad, ensayos clínicos aleatorizados, revisiones sistemáticas, y metanálisis que evaluaran la eficacia de apósitos de alginato, espuma, hidrocoloide, hidrofibra, hidrogel, plásticos y acrílicos para el tratamiento de las úlceras en el pie diabético o de las úlceras venosas de las piernas, y que reportaran la proporción de aquéllas completamente curadas al finalizar el seguimiento del estudio para cada tipo de apósito, con el fin de poder analizar esta variable objetiva desde un punto de vista relativo.

 

Cambios en el estilo de vida, más el uso de medias de compresión son recursos útiles en la prevención de úlceras venosas.
Cambios en el estilo de vida, más el uso de medias de compresión son recursos útiles en la prevención de úlceras venosas.

Se excluyeron los ensayos que no proporcionaran esta medida de evolución, o estudios que incluyeran pacientes con úlceras de otra causa y para los cuales los datos de las heridas en estudio no pudieran extraerse. También se excluyeron los estudios en los que los apósitos estuvieran impregnados con antibióticos tópicos, ya que no analizan la capacidad de curación del apósito en sí mismo. Igualmente se excluyeron los que examinaran la utilización de otros dispositivos, como por ejemplo injertos, factores de crecimiento tópicos, tratamientos enzimáticos, o tratamiento con presión negativa.

Los autores extrajeron los siguientes datos: tamaño de la muestra, duración del seguimiento, proporción de úlceras con saneamiento completo al finalizar el estudio con su riesgo relativo (RR) asociado y el intervalo de confianza, 95 %, riesgo global de sesgos, conclusiones de los autores, y datos de la relación costo-efectividad, de estar disponibles. Posteriormente los autores evaluaron la calidad de la evidencia de cada uno de los ensayos incluidos y la graduaron de acuerdo con la fortaleza de las recomendaciones clínicas basadas en los datos relativos a los riesgos, beneficios, costos, y posibles sesgos.

La determinación de la calidad de la evidencia (A, B, C), y del grado de recomendación (1, 2A y 2B) estuvo basada en el sistema de estratificación publicado en el Archives of Dermatology por Robinson y colaboradores.

Como parte de los resultados, los autores refieren no haber encontrado ningún ensayo aleatorizado y controlado que valorara la eficacia de los apósitos acrílicos o plásticos para el tratamiento de las úlceras del pie diabético o venosas de las piernas, tampoco encontraron estudios que evaluaran los apósitos de hidrocoloide para las del pie diabético, o de hidrogel para las venosas de las piernas. Se incluyeron en total 13 ensayos aleatorizados y controlados para evaluar la eficacia de los apósitos en las úlceras del pie diabético, utilizando 12 de ellos para el análisis cuantitativo.

La comparación de los datos globales entre los apósitos de hidrogel versus los apósitos básicos de contacto determinaron que los primeros son más eficaces para lograr alcanzar la curación completa de las úlceras en el pie diabético (RR 1.80; IC 95 %: 1.27 a 2.56; p= 0.001).

Los otros tipos de apósitos sintéticos no evidenciaron diferencias estadísticamente significativas en la tasa de curación completa de las úlceras del pie diabético, al comparárselos con los apósitos básicos de contacto, o entre los apósitos de alginato versus aquéllos con espuma.

Los investigadores incluyeron en total 19 ensayos aleatorizados y controlados para evaluar la eficacia de los apósitos en las úlceras venosas de las piernas.

No se evidenció una diferencia estadísticamente significativa para alcanzar la curación completa de las úlceras venosas de las piernas al compararse los apósitos de alginato versus de escasa adherencia, alginato versus hidrocoloide, alginato versus hidrofibra, espuma versus apósitos de escasa adherencia, espuma versus hidrocoloide, e hidrocoloide versus apósitos de escasa adherencia.

La elección del apósito apropiado para el tratamiento de las úlceras podría evitar serias complicaciones, limitar la necesidad de internamiento hospitalario y hasta la realización de un evento quirúrgico.
La elección del apósito apropiado para el tratamiento de las úlceras podría evitar serias complicaciones, limitar la necesidad de internamiento hospitalario y hasta la realización de un evento quirúrgico.

La conclusión de la revisión establece que a pesar de la existencia de muchos tipos de apósitos sintéticos activos para tratar las úlceras en el pie diabético y las úlceras venosas de las piernas, la mayoría de semejantes opciones tiene una eficacia similar en términos de curación completa de la herida.

En relación con las úlceras del pie diabético se establecen recomendaciones débiles para la utilización de apósitos de hidrogel comparados con los apósitos básicos de contacto.

No se pueden establecer recomendaciones respecto a cuál tipo de apósito es superior para la curación de las úlceras venosas de las piernas. Por lo tanto la decisión del tipo de apósito apropiado para cada paciente dependerá de su beneficio clínico, exposición a alérgenos, costos, preferencias del médico y del paciente.

Compartir