Isotretinoina para el tratamiento de la seborrea

423
Más allá de la afección física, este padecimiento puede alterar de modo importante la calidad de vida de quien la padece.

La seborrea es una condición de la piel que genera hipersecreción de las glándulas sebáceas como respuesta a los estímulos androgénicos. Está asociada con el acné y la dermatitis seborreica; suele mejorar con medicación tópica o sistémica para el acné —o bien con ambas—, incluyendo isotretinoína oral.

La dermatitis seborreica es una enfermedad crónica, inflamatoria y recurrente con un impacto negativo en la calidad de vida de los pacientes. Los tratamientos sistémicos para la seborrea refractaria o la dermatitis seborreica incluyen antifúngicos, prednisona, y utilización de isotretinoína oral sin tener aprobación.

La isotretinoína oral, fármaco activo para el acné resistente moderado-severo suprime la secreción de las glándulas sebáceas reduciendo su tamaño, y disminuyendo la proliferación celular. Algunos autores reportaron el uso de bajas dosis de este fármaco para tratar la seborrea severa.

Por lo anterior es que recientemente se reportaron los resultados de un ensayo clínico, aleatorizado, abierto y comparado de grupos paralelos, titulado “Low-dose oral isotretinoin for moderate to severe seborrhea and seborrheic dermatitis: a randomized comparative trial” (Int J Dermatol. 2017 Jan;56[1]:80-85) que tuvo como objetivo verificar la eficacia y seguridad de la isotretinoína oral, y comparar el tratamiento tópico para la seborrea moderada a severa y la dermatitis seborreica del cuero cabelludo y de la cara. Este estudio se realizó en la Universidad Federal de San Pablo, Brasil.

Se incluyeron pacientes entre 18 y 40 años con diagnóstico de seborrea moderada a severa o dermatitis seborreica del cuero cabelludo —o bien con ambas—, y cara y con un escore de severidad clínica mayor o igual a cuatro.

Se excluyeron los pacientes que hubieran recibido previamente tratamiento con retinoides orales, tetraciclinas y derivados, vitamina A, quimioterapia, carbamacepina; con patología autoinmune, ósea, muscular, renal y hepática; embarazo o periodo de lactancia, entre otros.

Los pacientes fueron asignados a dos grupos de tratamiento durante un periodo de seis meses.

En el primer grupo los pacientes recibieron isotretinoína oral 10 mg día por medio (grupo ISO), y otro grupo tratamiento tópico solamente, que incluyó champú antiseborreico para facilitar la limpieza del cuero cabelludo y el cabello tres veces a la semana y jabón con ácido salicílico para limpieza facial dos veces por día (grupo X). La composición del primero incluyó ácido lipo-hidroxi 0.1 %, ácido salicílico 1.3 %, glicacil 0.2 %, olamina piroctona 1 %, y ácido lipo-amino 2 %.


Las principales medidas de evolución incluyeron:

• Satisfacción del paciente, evaluada en una escala numérica de 4 puntos para calificar el estatus global de la enfermedad sobre el cuero cabelludo y la cara (0: ausente, 1: leve, 2: moderado, 3: severo).

• La evaluación global del investigador utilizando 6 parámetros clínicos que incorpora el nivel de grasa, eritema y descamación de la cara y cuero cabelludo, evaluado con una escala numérica de 4 puntos (rango total del mismo entre 4 a 18).

• El prurito del cuero cabelludo, evaluado con una escala visual analógica de 10 cm, entre otros.


Se incorporaron en el análisis con intención de tratar a 45 pacientes, con una mediana de edad de 28.7 años (desviación estándar 5.8) en el grupo ISO y 29.8 ± 6.5 años en el grupo X.

Se observó una reducción significativa en la secreción sebácea del cuero cabelludo a los 3 meses en ambos grupos (P< 0.001), sin embargo cuando el análisis fue ajustado con múltiples comparaciones se demostró en el grupo ISO una reducción significativamente mayor, comparada con el grupo X (P= 0.004).

La secreción sebácea facial se redujo de manera significativa en los pacientes pertenecientes al grupo ISO.

La hidratación de la piel se redujo de manera significativa luego de 3 meses y se normalizó al finalizar el tratamiento con isotretinoína.

La mediana en la escala “Dermatology Life Quality Index” (DLQI) disminuyó significativamente luego de ambos tratamientos, sin evidenciarse una diferencia entre los grupos.

El evento adverso más frecuentemente observado en el grupo ISO fue la queilitis.

Por lo anterior, se integra que la utilización de dosis bajas de isotretinoína oral puede ser una modalidad terapéutica para los pacientes con seborrea moderada a severa y dermatitis seborreica, aunque según los mismos autores este estudio se encuentra limitado por el escaso número de participantes incluidos. A pesar de que se evaluaron inicialmente 77 participantes, los estrictos criterios de inclusión redujeron el número de pacientes que pudieron ingresar. Además, la prevalencia de dermatitis seborreica moderada a severa y de seborrea parece ser menor en comparación con las formas menos severas en Brasil, posiblemente debido al clima cálido y al hábito de bañarse más de una vez al día. Asimismo, refieren que la dosis de isotretinoína oral utilizada fue 10 mg (fija), independientemente del peso del paciente, la cual podría haberse modificado en algunos pacientes. Comentan además que el seguimiento a corto plazo no permite verificar la duración de los resultados en el tiempo.

Compartir