Estimulación capilar. Técnicas y beneficios

Por el Dr. Bernardo Goldzweig Hans Especialista en Medicina Estética.

44

Es uno de los procedimientos innovadores de la medicina estética contra la caída de cabello que permite aumentar la densidad capilar en hombres y mujeres en sólo 4 meses.

Habitualmente perdemos entre 50 y 100 cabellos al día, esto es una pérdida normal; sin embargo, existen casos en los que se va tornando muy evidente esta condición y deja grandes espacios en el cuero capilar, lo que conocemos con el término de alopecia; cabe destacar que estas alteraciones en la estructura capilar pueden suceder a cualquier edad, tanto en hombres como mujeres.

La caída del cabello es una preocupación que aqueja a todos, en especial al sector masculino.

Sin lugar a duda, la alopecia es un mal que afecta psicológicamente a muchos de los pacientes, tanto en la autoestima como en su manera de interactuar en la sociedad, pues la abundancia de cabello, desde hace mucho tiempo, tiene una connotación de virilidad, atractivo físico o incluso, éxito laboral.

Cuando se empiezan a sentir los primeros estragos de la pérdida de cabello, cambia de manera muy importante la estética personal, lo cual genera sentimientos de insatisfacción con el aspecto físico, incluso hasta llegar a creer que esta situación altera todo lo que se es.

Por lo general este problema se da por una condición genética, o en el caso de las mujeres, el problema se hace notorio después de la menopausia.

Es cierto que aún no es posible alterar los genes, pero actualmente la estimulación capilar puede beneficiar tal condición, para lo cual es importante, con el fin de acercarse al éxito terapéutico, sumar cambios en el estilo de vida, pues en conjunto impactarán de modo favorable en el pelo.

Para iniciar el tratamiento de estimulación capilar es fundamental acudir a una consulta de valoración médica, durante la cual se hará una exploración e interrogatorio que permita decidir el procedimiento a seguir dependiendo del tipo de alopecia (androgenética, areata o cicatrizal).

Después de realizada la debida valoración profesional se pueden implementar dos tipos de procedimientos. En ambos, el primer paso a realizar es abrir los canales foliculares, los cuales se encuentran bajo nuestro cuero cabelludo, rodeando cada uno de nuestros cabellos. Para esta acción se usa un dispositivo eléctrico que realiza micropunciones en el cuero cabelludo de forma controlada; el sistema de este dispositivo consta de 6 microagujas, lo que permite abrir hasta 900 canales foliculares por segundo.

Puede tratarse de la manifestación de una condición que requiera atención especializada, por ello se debe  acudir con un profesional certificado

La variante entre un procedimiento y otro, es que en uno se aplica plasma rico en plaquetas, obtenido de la extracción de sangre del paciente (se centrifuga y se separan los glóbulos rojos de las plaquetas). El plasma es 100 % puro y es mejor conocido como células madre, que son las que se inyectan en el cuero cabelludo. El otro procedimiento consiste en mezclar un activador celular con una solución anticaída de panthenol y una solución reestructurante; con esto se incrementa la producción de los factores de crecimiento del cabello desde la raíz y nutrimos los folículos capilares con activadores que revitalizan el cuero cabelludo y el cabello. Esto ayudará a reducir la caída y aportará vitalidad a las raíces del cabello.

El procedimiento se determinará dependiendo del tipo de alopecia que se diagnostique, el objetivo es ayudar a ensanchar el canal folicular, para que el folículo piloso que está débil recupere su grosor y cuerpo, favoreciendo también el crecimiento de nuevo cabello.

Dependiendo de las características de la caída del cabello, se establecerá el procedimiento.
Dependiendo de las características de la caída del cabello, se establecerá el procedimiento.
Compartir