Lumbalgia, segunda causa de incapacidad laboral

289

Está considerado como problema de salud pública, ya que 80 % de los mexicanos lo han padecido o lo están sufriendo o lo presentarán en algún momento, así lo señalo el doctor José Luis Sánchez Mejía, especialista en traumatología y ortopedia.

La lumbalgia es uno de los padecimientos más frecuentes que el médico familiar y el especialista deben afrontar en su consulta diaria; actualmente se considera que cada año cerca del 50 % de las personas laboralmente activas sufre un episodio de esta enfermedad; se podría definir como la sensación dolorosa circunscrita al área de la columna lumbar, teniendo como efecto final una repercusión en la movilidad normal de la zona, debido a la sensación dolorosa. Afecta tanto a personas jóvenes, como adulta y mayores.

Dentro de los diversos factores para desarrollarla se encuentran: sobrepeso y obesidad; sedentarismo asociado con posiciones viciosas; determinadas actividades físicas laborales (vibración corporal, cargar objetos pesados y en posición incorrecta flexión/torsión del tronco); además, existe evidencia de que las alteraciones psicosociales se vinculan con un incremento en lel padecimiento.

De acuerdo con la duración del cuadro clínico, se ha clasificado en tres categorías: aguda, si la sintomatología tiene una duración menor de seis semanas; subaguda, si dura de seis a 12 semanas, y crónica, cuando el cuadro persiste por más de tres meses o repetición de tres episodios por año.

Con respecto al tratamiento farmacológico puede ser aplicado en tres fases. Al principio, y especialmente si el dolor no es muy intenso y sólo afecta a la espalda -y no hay dolor irradiado a brazo o pierna-, se pueden prescribir analgésicos. Si no son eficaces se debe valorar su sustitución por antiinflamatorios no esteroideos. Si no es suficiente para controlar el dolor, el especialista deberá valorar añadir un relajante muscular.

Por su parte, el licenciado Juan Pedro Casales, especialista en Terapia Física y Rehabilitación, mencionó que las lumbalgias son multifactoriales y recomendó mantener el peso adecuado, evitar permanecer largos periodos sentado y en la misma postura así como dormir entre 7 u 8 horas diarias en un colchón firme.

Compartir