Meridianos informativos

177

DEPRESIÓN, TRASTORNO MENTAL MÁS FRECUENTE EN LA POBLACIÓN

Se estima que 10 por ciento de la población padece depresión. Este trastorno mental es considerado el más frecuente de los padecimientos psiquiátricos, afirmó el médico adscrito a los Servicios de Atención Psiquiátrica de la Secretaría de Salud, Guillermo Peñaloza Solano.

El trastorno depresivo se puede presentar desde la infancia y en la adolescencia; las causas fundamentales son la predisposición genética, los cambios ambientales, el estrés y la obesidad.

Señaló que esta alteración se caracteriza por irritabilidad, pérdida de interés en actividades que alguna vez fueron divertidas, cambios en el apetito, falta de concentración, bajo rendimiento en la escuela, reducción de peso, fatiga, inestabilidad emocional y aislamiento.

En entrevista, destacó que este padecimiento puede llegar a ser grave, especialmente cuando es de larga duración y pasa de intensidad moderada a severa, lo que genera sufrimiento y altera las actividades laborales, escolares y familiares. 

El especialista enfatizó que es posible prevenirla y detectarla oportunamente con programas psicosociales en las escuelas, apoyo social en comunidades, acceso a la educación y calidad en la vivienda.

Indicó que es importante difundir información sobre los trastornos mentales, a fin de concientizar a la población de los síntomas, para evitar que quien los padece, sea estigmatizado por desconocimiento de la enfermedad.

Explicó que la rehabilitación depende del trastorno de cada persona, con base en tratamientos farmacológicos y psicoterapéuticos, así como con terapia ocupacional acorde con las capacidades del enfermo.

Asimismo, señaló que los Servicios de Atención Psiquiátrica tienen seis unidades, en las cuales se puede solicitar orientación psiquiátrica y convenios con unidades de salud que brindan atención oportuna.

Luego de señalar que se prevé que para el 2020 el trastorno depresivo será la primera causa de atención médica, hay que destacar que “no se trata de echarle ganas, sino de entender que hay factores neuroquímicos que alteran el estado de ánimo, que si no se diagnostican a tiempo, pueden complicarse”, concluyó el especialista Peñaloza.

DIAGNOSTICAN PRIMER CASO DE SÍNDROME DE DICER EN MÉXICO

Por primera vez a nivel mundial, investigadores del Instituto Nacional de Medicina Genómica (INMEGEN) diagnosticaron oportunamente el Síndrome de Dicer en una niña de nueve años con fibrosarcoma en los ovarios, a través de un estudio al exoma del ADN de la menor, afirmó el Jefe del Laboratorio de Genómica Funcional del Cáncer, doctor Jorge Meléndez Zajgla.

El síndrome puede propiciar que una persona desarrolle tumores tanto benignos como malignos; en el caso presentado, se le practicó un estudio que permitió identificar la mutación genética que originó el cáncer en sus ovarios, abundó el especialista.

Hasta ahora, el fibrosarcoma de ovario infantil es una enfermedad rara que no ha sido caracterizada molecularmente. Sin embargo, este estudio permitirá a la paciente prevenir las consecuencias de este padecimiento, como evitar el crecimiento de los tumores cuando aparezcan.

Se trata de un primer análisis de exoma, es decir, de 23 mil genes que equivalen a 30 millones de bases de ADN, lo cual abre la posibilidad de emplear este método en los casos de enfermedades de difícil diagnóstico, en los que se puede o no tener sospecha de una causa genética como el cáncer, Alzheimer y Huntington, entre otras.

Este avance es representativo a nivel nacional e internacional, porque permitirá que alrededor del mundo la medicina de precisión, como es la genómica, brinde diagnósticos oportunos, pronósticos y tratamiento de estas enfermedades.

De acuerdo con el especialista del INMEGEN los avances recientes en los métodos empleados para el estudio del genoma han posibilitado el análisis de las alteraciones que existen en el ADN, concretamente en genes que tienen implicaciones en la salud de las personas.

El estudio del exoma ha facilitado el diagnóstico de enfermedades genéticas que con anterioridad había sido imposible describir, distinguir y clasificar.

El doctor Meléndez Zajgla informó que por medio del programa International Cancer Genome Consortium (ICGC), en el que participa México, se realizó este estudio a 60 niños con distintos padecimientos.

URGENTE PREVENIR AUMENTO DE CEGUERA

Ante este reto de salud pública, la Sociedad Mexicana de Oftalmología (SMO), la Agencia Internacional para la Prevención de la Ceguera (IAPB) y el Centro Mexicano de Salud Visual (CMSVP), refrendaron el compromiso del Plan de Acción Global de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que consiste en mejorar la salud visual de la población, al reducir la ceguera evitable y la discapacidad visual en un 25 % para el año 2019.

De acuerdo con la OMS en el mundo hay alrededor de 285 millones de personas con deficiencias visuales, de las cuales 39 millones son ciegas y las otras 246 tienen baja visión de moderada a severa. En México, datos del INEGI destacan que la prevalencia de ceguera en la población es de 1.5 % y la deficiencia visual aumenta hasta 7 %, ubicándolas como la segunda discapacidad con mayor incidencia, señaló el Dr. Francisco Beltrán, Presidente de la Sociedad Mexicana de Oftalmología.

Aunado a ello –agregó– en nuestro país nos enfrentamos a dos situaciones que encienden los focos rojos en materia de atención visual: el creciente envejecimiento de la población y la elevada incidencia de diabetes mellitus en los mexicanos, condiciones que incrementan la presencia de enfermedades que pueden conducir a ceguera y deficiencias visuales como la degeneración macular relacionada con la edad, la catarata, el glaucoma, la retinopatía diabética y su complicación –el edema macular, principal causa de ceguera en los pacientes con diabetes mellitus–.

Por su parte, el Dr. Francisco Martínez Castro, Coordinador del Programa IAPB/Visión 2020 para Latinoamérica, destacó que el 80 % de las enfermedades de la visión son prevenibles, por ello la urgente necesidad de intensificar la colaboración entre oftalmólogos, optometristas, enfermeras y médicos generales, para que todos juntos trabajemos por promover un diagnóstico temprano y atención oportuna de las enfermedades visuales.

De entre los padecimientos visuales –dijo– cobra relevancia la retinopatía diabética, la cual es la primera causa de ceguera en edad productiva. Cerca del 30 % de los pacientes mexicanos con diabetes mellitus (aproximadamente tres millones 460 mil personas) presentan algún grado de daño visual por esta enfermedad.

Por otra parte, se estima que 19 millones de niños tienen deficiencias visuales en el mundo, los problemas de salud visual en la niñez revisten un trato y preocupación especial, ya que el impacto de un menor con discapacidad o ceguera se reflejará en 50 años de vida promedio como en el caso de la retinopatía de la prematurez, concluyó el Dr. Luis Porfirio Orozco Gómez, presidente electo de la Sociedad Mexicana de Oftalmología 2017.

UN CANNABINOIDE CONTRA CÉLULAS TUMORALES
GRACIAS AL “RECICLAJE” CELULAR

El principal componente activo del cannabis, el THC (delta-9 tetrahidrocannabinol), ha resultado efectivo en la muerte de células tumorales gracias al mecanismo de “reciclaje celular” o autofagia. Este proceso con el que la célula degrada y recicla sus componentes le ha valido el Premio Nobel de Medicina 2016 a uno de sus descubridores, Yoshinori Ohsumi.

“Hemos identificado uno de los factores que determina que la activación de la autofagia conduzca a la muerte de las células tumorales”, explica Guillermo Velasco, investigador del departamento de Bioquímica y Biología Molecular I de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y autor principal del trabajo que se publica en Autophagy.

Los científicos han utilizado un cultivo de células de glioma –un tumor cerebral muy agresivo– y las han sometido a dos tratamientos por separado: ausencia de nutrientes y suministro de THC.

Por un lado, la ausencia de nutrientes potencia la autofagia protectora, que ocurre cuando las células la activan para digerir componentes celulares más complejos y obtener la energía necesaria para adaptarse a esa situación de ayuno. En el caso del THC, lo que potencia es una autofagia más destructiva.

Al comparar los cambios que se producían en las células tras la ausencia de nutrientes o el suministro del cannabinoide, los científicos descubrieron que solo el tratamiento con THC aumentaba los niveles de unos lípidos (dihidroceramidas) que, a la larga, desencadenaban la muerte de la célula.

“El estudio demuestra que el aumento de los niveles de algunas dihidroceramidas tiene un carácter desestabilizador para los orgánulos de la célula implicados en la degradación de componentes celulares, lo cual lleva, en último término, a la muerte de las células tumorales”, afirma Velasco.

La investigación también muestra, tanto en estudios in vitro como en tumores generados en ratones, que la manipulación de los niveles de estos lípidos puede ser una estrategia para activar una autofagia que conduce a la muerte de las células tumorales, lo que reduciría el crecimiento tumoral.

“Estas observaciones pueden contribuir a sentar las bases para el desarrollo de nuevas terapias antitumorales basadas en la activación de la muerte a través de la autofagia”, mantiene el científico.

Además, el estudio –liderado por la Universidad Complutense de Madrid y el Instituto de Investigaciones Sanitarias San Carlos, entre muchos otros centros de investigación–, ayuda a comprender el mecanismo de acción de los cannabinoides en células tumorales, un campo de estudio en el que lleva más de una década trabajando el departamento de Bioquímica y Biología Molecular I de la UCM.

Compartir