Estrés en profesionales de la salud

230

Un estudio de Mayo Clinic, que descubrió que el estrés es uno de los principales problemas que afectan a los médicos y al personal de la salud en general, dio pie a otra investigación a partir de la cual se identificaron algunas soluciones que sirven para prevenir o reducir dicho desgaste profesional en todo el mundo.

Varias encuestas han descubierto que aproximadamente 15 a 20 % de los adultos en Estados Unidos informan padecer niveles elevados de estrés. Un nuevo estudio de los científicos de Mayo Clinic identificó el estrés y el agotamiento como los principales problemas que enfrentan empleados dentro de la industria médica. Ante esta situación, varias empresas buscan integrar a su personal en programas de bienestar.

Es importante enseñar a las personas a controlar su nivel de estrés y a practicar estrategias eficaces y continuas para reducirlo, comenta el Dr. Matthew Clark, doctor en investigación, autor principal del estudio y experto en resiliencia del Programa para Vida Sana de Mayo Clinic.

El estudio, que se publicó en la Revista de Medicina Ocupacional y Ambiental, midió el estrés y las conductas sanas a través de una serie de cinco encuestas anuales, administradas a 676 participantes, empleados de Mayo Clinic y con acceso a un centro de bienestar. Se descubrió que aquellos trabajadores que no usaban los programas de bienestar, presentaban elevados niveles de estrés y por ende su calidad de vida era mala.

Por otra parte, y después de haber descubierto que más del 50 % de los médicos estadounidenses sufren de agotamiento, los investigadores identificaron algunas soluciones que sirven para prevenir o reducir dicho desgaste profesional en todo el mundo.

Entre las soluciones convenientes están: aprender a concientizar la realidad, capacitarse en controlar el estrés y mantener pequeñas sesiones grupales. Los cambios organizacionales que parecen funcionar incluyen limitar las horas laborales de los médicos y realizar una gama de cambios en el proceso de brindar atención médica en hospitales y clínicas.

“Es relevante señalar que tanto las estrategias personales como los métodos organizacionales estructurados sirven para lograr disminuir el deterioro de forma clínicamente significativa”, concluyó el autor principal, Dr. Colin West, doctor en medicina e investigador.

Compartir