Meridianos informativos

116

GLAUCOMA, SEGUNDA CAUSA DE CEGUERA EN MÉXICO

En el marco internacional del Día del Glaucoma, el Colegio Mexicano de Glaucoma, hace un llamado para concientizar sobre esta enfermedad, que hoy representa la segunda causa de ceguera.

Esta patología afecta de manera crónica, progresiva e irreversible a las fibras del nervio óptico, puede resultar en pérdida de la visión y ceguera, por lo que la detección y el tratamiento oportuno brindan la posibilidad de disminuir el avance de la enfermedad y mantener la calidad de vida de los pacientes.

Datos estadísticos, revelan que existen más de 64 millones de personas con esta enfermedad en todo el mundo; 11 millones con ceguera bilateral; 2.5 millones de nuevos casos por año, y se espera que para el año 2020, el número aumente a 76 millones de pacientes.

En su intervención la Dra. Magdalena García Huerta, presidenta del Colegio Mexicano de Glaucoma, señaló que “en la mayoría de sus etapas, la enfermedad no presenta ningún síntoma y no causa dolor; motivo por el cual el paciente no lo percibe hasta que se encuentra en un estado avanzado.

De hecho, más del 50 % de las personas que tienen esta enfermedad no lo sabe, ya que comúnmente los afectados mantienen su vista central, pero poco a poco van perdiendo la vista periférica”.

En cuanto a los factores que pueden influir para desarrollar esta enfermedad, podemos encontrar los siguientes: antecedentes de familiares con glaucoma; raza (los latinos tenemos mayor predisposición para desarrollar la enfermedad); presión ocular elevada; edad avanzada; miopía; diabetes, hipertensión, así como enfermedades circulatorias.

Además la doctora García Huerta, señaló que debemos tener presente que esta enfermedad aunque incurable, si se detecta en etapas tempranas puede detenerse su avance.

Actualmente existen muchas opciones de tratamiento y dependerá del oftalmólogo saber cuál es la mejor opción para su paciente. En México ya contamos con medicamentos seguros y eficaces que pueden ser capaces de combinar varias sustancias, con el fin de facilitar el apego al tratamiento y reducir los efectos colaterales, concluyó la especialista.

ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES, PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA MUNDIAL

En nuestro país las enfermedades cardiovasculares provocan el deceso del 54 % de la población nacional. En conferencia de prensa la doctora Adriana Puente, presidenta de la Asociación Nacional de Cardiólogos al Servicio de los Trabajadores del Estado explicó que esta asociación está integrada por cardiólogos que prestan sus servicios en las diferentes unidades hospitalarias pertenecientes al ISSSTE.

En su intervención, el doctor Enrique Gómez Álvarez, Jefe del Servicio de Cardiología del CMN 20 de Noviembre, dijo que las enfermedades cardiovasculares son un problema de salud pública mundial que afecta por igual a los diferentes grupos de población, siendo su prevención y control un reto para el sistema de salud mexicano. Agregó que en el año 2013, los padecimientos isquémicos del corazón, la enfermedad cerebrovascular y la HTA ocasionaron la muerte de 119,103 mexicanos; mientras que la diabetes mellitus generó la muerte de 82,777 pacientes. De las primeras 10 causas de mortalidad, cinco son prevenibles (DM, enfermedad isquémica coronaria, enfermedad hipertensiva, nefrosis y nefritis) con solo controlar el sobrepeso y la obesidad.

Con respecto al Estudio Lindavista (integrado por 2,602 sujetos mexicanos) revela los siguientes índices: hipercolesterolemia, 34 %; colesterol bueno bajo, 62 %; tabaquismo, 32 %; DM, 6 %; prediabetes, 5 %; obesidad o sobrepeso, 75 %. En relación con hipertensión arterial muestra de manera consistente un incremento en la prevalencia de 31.5 % en el total de la población. Predomina en los hombres de 20 años y más edad, con obesidad (42.3%).

Alertó que las enfermedades cardiovasculares se están presentando en edades más tempranas, afectando cada vez más a la población económicamente activa con múltiples factores de riesgo e insistió en el apego al tratamiento médico, puesto que se estima que la adherencia reduce hasta en un 80 % el riesgo de un evento cardiovascular. La detección tardía y el mal manejo de las enfermedades cardiovasculares, específicamente la HTA son responsables de un sinnúmero de complicaciones que repercuten en la calidad de vida.

HIDATIDOSIS, NUEVAS VÍAS PARA EL DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO

Esta enfermedad parasitaria crónica y compleja puede afectar tanto a animales como a personas (zoonosis), y se caracteriza por la formación de quistes hidatídicos. Su diagnóstico se centra en técnicas de ultrasonografía que suelen detectar el padecimiento en estadios avanzados. Su tratamiento puede ser farmacológico, aunque generalmente se utiliza la cirugía.

Una investigación del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca (IRNASA, centro del CSIC) abre la puerta al desarrollo de nuevos diagnósticos y tratamientos. Por primera vez se ha demostrado que los quistes hidatídicos contienen exosomas (diminutas microvesículas que incluyen proteínas que pueden ser clave para el éxito del parásito).

“Los exosomas se están estudiando mucho en cáncer y en infecciones virales, ya que participan en la comunicación intercelular y pueden manipular la respuesta inmunitaria”, explica Raúl Manzano, investigador del IRNASA. En algunos parásitos como trematodos y nematodos, ya se habían detectado, pero no en el caso de los cestodos, que son los que provocan la hidatidosis.

Su hallazgo puede ser de vital importancia para entender la relación entre el parásito y el huésped, es decir, para saber “cómo el parásito es capaz de conseguir una infección, de desarrollarse dentro del huésped, bien sea un animal o una persona, y de mantenerse”.

La clave está en las moléculas que transportan estas microvesículas, que son muy diversas y complejas. Si los científicos logran conocerlas detalladamente, se podrán “desarrollar herramientas para el diagnóstico, la prognosis y muy posiblemente el tratamiento de la enfermedad”, comenta el experto, del grupo de investigación liderado por Mar Siles en el IRNASA.

Algunas de las proteínas identificadas se encuentran en la mayoría de los exosomas estudiados, mientras que otras son específicas del parásito. Los autores han determinado cuáles son las proteínas mayoritarias en estas microvesículas, un dato que puede ser muy importante porque algunas de ellas son inmunomoduladoras y pueden tener dianas específicas en el hospedador para modelar la respuesta inmunitaria a favor del parásito.

Si más adelante se encuentran estas microvesículas en la circulación de los animales afectados por la enfermedad, su detección podría servir para emitir diagnósticos precisos y su bloqueo para futuros tratamientos. “Algunas de las moléculas de la carga de los exosomas pueden ser específicas de diferentes fases del quiste en el hospedador y vamos a intentar buscarlas”, apunta Manzano.

EL PANORAMA DE LA DIABETES

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en su informe Mundial sobre la Diabetes 2016, señala que actualmente, esta enfermedad se ha convertido en un importante problema de salud pública y es una de las cuatro enfermedades no transmisibles (ENT) seleccionadas por las instancias de salud mundiales para intervenir con carácter prioritario. En las últimas décadas, la diabetes ha aumentado su prevalencia rápidamente. Tan sólo en 2014, había en todo el mundo, más de 422 millones de adultos con esta enfermedad, frente a los 108 millones de 1980. Así, la prevalencia mundial (normalizada por edades) de la diabetes, casi se ha duplicado desde ese año, pues ha pasado del 4.7 al 8.5 por ciento en la población adulta. Esto conlleva a un incremento de los factores de riesgo conexos, como el sobrepeso o la obesidad.

Específicamente en México, durante el 2015 se estimaban más de 11 millones de pacientes con diabetes. Además, hay aproximadamente 3,884 millones de personas sin diagnosticarse. La prevalencia en adultos (20-79 años) se estima en 14.7 por ciento.
De lo anterior, y de acuerdo con la Federación Internacional de Diabetes se desprende que la tasa de mortalidad se ha elevado significativamente. Tan sólo en 2015 fallecieron 76,298 personas adultas en la República Mexicana, debido a este padecimiento.

Hechos sobresalientes

En 2012, la diabetes provocó 1.5 millones de muertes. Mientras que un nivel de glucosa en la sangre superior al deseable provocó otros 2.2 millones de muertes, al incrementar los riesgos de enfermedades cardiovasculares y de otro tipo. De estos 3.7 millones de muertes, el 43 por ciento ocurrió en personas con menos de 70 años.

Por otra parte, menos del 50 por ciento de los pacientes con diabetes logran adherirse al tratamiento y conseguir los objetivos glucémicos recomendados por la American Diabetes Association. Esto, a pesar de las opciones de terapia disponibles para diversas etapas de la diabetes tipo 2. 

Una hipoglucemia severa puede causar accidentes, lesiones, coma y la muerte. Existen estudios como el ODYSSÉE que han demostrado que un esquema de tratamiento con dos antidiabéticos orales mejora notoriamente la duración del tratamiento sin necesidad de modificaciones, y reduce la proporción de pacientes que informan haber tenido un episodio de hipoglucemia.

La mayoría de las personas afectadas padecen diabetes tipo 2. Todos los tipos de diabetes pueden provocar complicaciones como: ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia renal, pérdida de visión, amputaciones y daños neurológicos.

Compartir