Hiperhidrosis y ansiedad, males de la nueva era

90

Por el Dr. Miguel Ángel Padilla González
Subespecialista en Cirugía de Tórax y Oncológica de Tórax.
Responsable del Servicio de Cirugía de Tórax del Hospital Central Militar.

En el Instituto Mexicano de Tórax a casi 15 años de trabajo en pacientes con hiperhidrosis y rubor facial anormal, con un registro accesible de más de tres mil expedientes, un acervo de datos con síntomas y problemas asociados al sudor y rubor, hallamos que el común denominador en la escala de afección emocional o de personalidad es la ansiedad. En nuestra investigación con los pacientes de hiperhidrosis en México desde el 2002, encontramos un reporte científico de Barcelona, España, que describe síntomas acompañantes en pacientes con sudor y rubor en el año 2006; de acuerdo con nuestro conocimiento, es el primer documento científico en el que se asocian ambas condiciones: ansiedad-hiperhidrosis/rubor. Concluyen definiendo que los pacientes sometidos al tratamiento definitivo de la hiperhidrosis/rubor, que es la simpatectomía torácica, presentaron disminución significativa de la ansiedad y síntomas como taquicardia, temblor de manos, cefalea y dolor abdominal superior (gastritis o colitis).

En la perspectiva del origen del problema del sudor/rubor, que se debe a una disfunción del sistema simpático (sistema nervioso autónomo/vegetativo) es definitivo y concluyente que la ansiedad se desarrolla a la par que la sudoración y el rubor facial anormal. No son distintos, son evolutivos y progresivos con el problema de sudor/rubor. El complejo de signos y síntomas se dispara con el sudororubor, de ahí se desbordan como un evento en cascada todos los demás datos como son: migraña, dedos de manos y pies fríos y húmedos, colitis/gastritis, temblor fino de manos, palpitaciones, insomnio, a veces síntomas de presión arterial elevada en forma ocasional o aislada y en nuestra investigación sumamos que también encontramos alteraciones metabólicas con tendencia familiar como son la diabetes (hiperglicemias diagnósticas), colesterol, triglicéridos y ácido úrico, elevados.

En el Instituto Mexicano de Tórax encontramos que la ansiedad es el síntoma asociado más común en 87.9 % de 3,000 casos analizados; se utilizó una escala simple de graduación del I al IV, en la que por interrogatorio directo dirigido se establecieron los criterios de afección de ansiedad, siendo el más frecuente el nivel III (82 %), muy extremo el I y IV (7 %) y el nivel II como poco frecuente (11 %). Al no contar con ninguna prueba que se adecuara a nuestras necesidades, se creó una tabla comparativa analógica y cuantitativa para determinar el estado de satisfacción general de vida de una persona y la llamamos Escala de Clasificación de Calidad de Vida.

Los resultados fueron interesantes, ya que al igual que el grupo de colegas de España, la ansiedad disminuyó significativamente a 24.7 % en los casos operados; se dividió en dos grupos por edades, menores y mayores de 33 años (edad media), teniendo persistencia de un 5.32 % en el grupo de jóvenes y 19.38 % en el grupo de mayores de edad. Por lo anterior, concluimos que la ansiedad es parte del complejo de síntomas y signos de la hiperhidrosis, y que se desarrolla evolutivamente en los niveles iniciales de traumas, complejos, frustraciones y en general, rechazo desde el inicio del problema y que sigue al nivel de afección a la seguridad, autoestima, confianza y capacidad de desempeño en relaciones sociales y laborales.

Comparando los resultados de quienes se sometieron a la simpatectomía torácica, la evidencia es contundente para disminuir los síntomas asociados y significativamente mejorar la ansiedad, lo que resultó muy claro en el grupo de pacientes menores de 33 años; en general la cirugía impactó la calidad de vida de los pacientes que presentan hiperhidrosis y ansiedad, disminuyendo la ansiedad en más del 60 % de los casos y mejorando los demás síntomas asociados a la hiperhidrosis, lo cual indica, en resumen, que la ansiedad es resultado de un estado de hiperactividad simpática por disautonomía que repercute en una mala calidad de vida de quien lo padece, siendo de impacto significativo la eliminación del sudor/rubor para controlar y disminuir la ansiedad en forma activa, y determinante por medio de un procedimiento seguro, confiable, con excelentes resultados y mínimas complicaciones en manos expertas, llamado simpatectomía torácica endoscópica bilateral.

Compartir