Nuevo tratamiento en Cáncer de Mama

100

A partir del año 2016, el cáncer de mama se ubica como la primera causa de muerte por cáncer en mujeres en México, por arriba del cervicouterino.

De acuerdo con estimaciones del Instituto Nacional de Salud Pública, en el año 2013 se presentaron 23,873 casos nuevos y 5,902 asociados a este tumor; cerca de
56 % de los casos son diagnosticados en etapas localmente avanzadas de la enfermedad.

Considerando que el pronóstico depende la etapa, es necesario un diagnóstico temprano y el inicio del tratamiento en el menor tiempo posible.

En un inicio, el tratamiento estándar para el cáncer de mama tipo HER2 positivo, consistía en trastuzumab más quimioterapia. Hoy la combinación de los mecanismos de acción de pertuzumab y trastuzumab son complementarios, ya que ambos se unen al receptor HER2, pero lo hacen en sitios distintos y al combinarlos se bloquean de forma más completa los estímulos de crecimiento de la célula con el cáncer, lo que previene el crecimiento y la supervivencia.

En relación con el nuevo procedimiento, las pacientes a quienes se les agregó pertuzumab al tratamiento estándar que consistía en trastuzumab y quimioterapia, tuvieron mayor posibilidad de no tener evidencia de cáncer en el tejido extraído de hasta 39 % vs.21%deltratamientoestándar.

También reportaron una disminución del 40 % en el riesgo de que la enfermedad reaparezca y un 31 % de que progrese hasta ser incurable o lleve a la muerte.

Al respecto, la doctora Laura Torrecillas, Oncóloga Médica adscrita al Servicio de Oncología del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre (ISSSTE), señala que con este nuevo tratamiento “las pacientes con cáncer de mama cuentan con una alternativa terapéutica, que les permite reducir el tamaño del tumor antes de que se practique una cirugía, lo que posibilita iniciar el tratamiento inmediatamente después de ser diagnosticadas”, e indicó “para los tumores de cáncer de mama mayores a 2 cm y/o con enfermedad en ganglios linfáticos de la axila, pero sin evidencia de metástasis”. El tratamiento neoadyuvante facilita y disminuye el riesgo de complicaciones durante la cirugía y aumenta la posibilidad de que únicamente se extirpe el tumor en vez de toda la mama, en algunas pacientes en específico.

El tratamiento preoperatorio permite valorar la respuesta a la quimioterapia. Algunos tumores pueden incluso desaparecer, a tal grado que ya no sean identificados durante la revisión del oncólogo, situación que indica un pronóstico positivo, que debe ser confirmado por un patólogo cuando el cáncer es extirpado.

Por su parte la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), el año pasado emitió el registro sanitario para pertuzumab bajo la indicación de tratamiento neoadyuvante.

Compartir