Diarrea aguda en lactantes e importancia de la microbiota intestinal

97

Por la Dra. Solange Heller Rouassant
Especialista en Pediatría por el Children´s Hospital
de Cincinnati, Ohio. Certificada por la American Academy of Pediatrics.

La microbiota intestinal se desarrolla en los primeros años de vida, en los que adquiere las características de la del adulto. Se considera que el recién nacido nace estéril, aunque ya existen evidencias de presencia de microbiota en la vida fetal.

Después del nacimiento inicia la proliferación de bacterias; el paso por el canal vaginal durante el parto es fundamental en el desarrollo de la microbiota y de la colonización bacteriana, junto con la presencia de bacterias de la piel, boca y otras zonas del cuerpo.

Si el nacimiento se realiza por cesárea, el proceso de proliferación bacteriana se retrasa, lo que se ha asociado a alergia alimentaria y obesidad infantil. La teoría de la higiene postula que a mayor asepsia y mayor esterilidad perinatal, existe mayor riesgo de enfermedad, que si el contacto con la microbiota es temprano.

Existen diferencias importantes en la microbiota intestinal de lactantes alimentados con leche materna al comparar la con la de lactantes alimentados con fórmulas lácteas. La leche humana cuenta en forma natural con probióticos, que son bacterias, y también contiene oligosacáridos que tienen un efecto prebiótico.

El recién nacido alimentado con leche materna tiene una microbiota intestinal con predominio de bifidobacterias y lactobacilos, mientras que el alimentado con fórmula láctea infantil tiene menos bifidobacterias y lactobacilos y más Clostridium, Bacteroides, enterococos y Enterobacteriaceae.

Diarrea aguda en niños. Los principales agentes infecciosos en la diarrea son virus, bacterias y parásitos. En la diarrea aguda los más importantes son los virus (rotavirus, norovirus y adenovirus) y las bacterias como Shigella y Salmonella, Escherichia coli y Clostridium difficile. Algunos parásitos, como Entamoeba histolytica, producen diarrea.

Para su manejo la OMS, recomienda prevenir y tratar la deshidratación con el suministro de soluciones de rehidratación oral, reiniciar pronto la alimentación previa a la enfermedad, prevenir la desnutrición y reducir la duración y gravedad de la diarrea. Los antibióticos se indican en casos de disentería con evacuaciones con sangre. Se acepta actualmente que se pueden usar medicamentos adyuvantes que pueden reducir la duración de la diarrea. Los probióticos son un ejemplo muy importante de ello.

Los probióticos actúan como agentes bioterapéuticos en las diarreas bacterianas y virales. Reducen la presencia de patógenos, su adherencia a la pared del intestino, producen bacteriocinas, mejoran la barrera epitelial, evitan paso de bacterias a la circulación y disminuyen la translocación bacteriana. Varios metanálisis han demostrado que en niños, los probióticos pueden reducir la duración de la diarrea aguda. Esta reducción puede ser de 18 a 30 horas. Los estudios mencionan el uso de varios probióticos, pero los más importantes han sido Saccharomyces boulardii CNCM I-745 y Lactobacillus rhamnosus GG.

Los probióticos también tienen efectos preventivos en la diarrea asociada al uso de antibióticos, en la que se presenta sobrecrecimiento de algunas bacterias como Clostridium difficile que puede causar una colitis pseudomembranosa. Saccharomyces boulardii CNCM I-745 mejora la regeneración de la microbiota intestinal después de su alteración (disbiosis) asociada a diarrea por antibióticos en niños.

Es importante distinguir entre probióticos, prebióticos y simbióticos. Los probióticos son microrganismos vivos, que cuando se administran en cantidades adecuadas confieren un beneficio real para la salud del huésped. Es importante enfatizar que los microrganismos deben ser vivos. Pueden ser derivados de levaduras, como Saccharomyces boulardii,oderivadosdebacterias.

Los prebióticos son componentes orgánicos de alimentos que no se digieren, que favorecen el desarrollo de bacterias benéficas, como las bifidobacterias, en el intestino, sobre todo en el grueso.

En cuanto a los simbióticos son una mezcla de probióticos y prebióticos.

Compartir