Napoleón a Josefina

322

De Napoleón Bonaparte a Josefina de Beauharnais

Brescia, 31 de agosto de 1796

Parto al instante a Verona. Confiaba haber recibido carta tuya, y tu silencio me abisma en una horrorosa inquietud. Estabas algo indispuesta cuando partí; te lo ruego, no me dejes por más tiempo en semejante desasosiego. Me prometiste más exactitud y tu lengua entonces estaba acorde con tu corazón… Tú a quien la naturaleza ha dado dulzura, amenidad y todos los atractivos, ¿cómo puedes olvidar al que te ama con tanto ardor? Tres días estoy sin carta tuya, y sin embargo te he escribo muchas veces. La ausencia es horrible, las noches son largas, fastidiosas e insulsas y monótono el día.

Hoy, sólo con los pensamientos, el trabajo, los escritos, los hombres y sus fastuosos proyectos, no he tenido un papel tuyo que poder apretar contra mi corazón.

Ha salido el cuartel general y yo parto dentro de una hora.

Piensa en mí, vive para mí, no apartes la imaginación de tu amante, y cree que para él existe sólo una desgracia que le horroriza, el no ser más amado de su Josefina. Mil besos muy dulces, muy tiernos, únicos para ti.

Bonaparte

Compartir