Zurdos siniestros

303

Y aunque los zurdos gozan actualmente de un buen cartel, también es necesario mencionar que ha habido personajes que han dado sentido al término “siniestro” en el imaginario popular, siendo afortunadamente casos raros y excepcionales que, no obstante, han sido utilizados como ejemplo para reforzar la consigna tradicional de que lo zurdo está asociado con el mal.

El caso más citado es sin duda el del asesino serial del siglo XIX, Jack el Destripador, quien aunque nunca fue aprehendido y del cual ni siquiera se supo su identidad —si bien los historiadores e investigadores manejan los nombres de varios posibles sospechosos— se sabe con certeza que era zurdo, ya que los cortes que hizo a sus víctimas demostraron estar realizados de derecha a izquierda, de forma opuesta a como los efectuaría un diestro. De ahí que también se hablara acerca de que debía de tratarse de alguien con conocimientos de anatomía o cirugía, lo cual hace suponer que pudo ser un médico, enfermero o incluso un embalsamador, empleado funerario o taxidermista.

Otros zurdos cuestionables fueron el desaparecido líder terrorista saudiárabe Osama Bin Laden, fundador del grupo yihaidista Al Qaeda, señalado como responsable de atentados por diversas partes del mundo, que dejaron miles de muertos. Entre sus ataques más trágicos se encuentran los realizados en 2001 contra las Torres Gemelas del WTC de Nueva York y el Pentágono en Arlington, Virginia, así como a las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania, en 1998.

George Bush padre, quien junto con su hijo, es considerado uno de los presidentes menos populares en la historia de Estados Unidos por haber llevado a su país a participar en el conflicto bélico del Golfo Pérsico a principios de los años 90, firmó las declaraciones de guerra con la mano izquierda.

Finalmente, el máximo villano universal de los tiempos modernos y personaje central del nazismo alemán y de la Segunda Guerra Mundial,  Aldolf Hitler (1889-1945) al parecer fue un zurdo obligado a ser diestro. En todo caso, el Führer fue un ambidiestro con pasado zurdo.

Compartir