Preferencias radicales

109
Integrantes Mursi muestran escarificaciones en pecho y brazos.

En el extremo contrario, hay un tipo de decoración corporal que para muchos resulta más radical que el tatuaje: se trata de las escarificaciones (término derivado de la palabra inglesa scar, cicatriz) o cicatrices resaltadas. Éstas provienen de diferentes culturas de los continentes africano y australiano y pueden describirse, a grandes rasgos, como la práctica de cortes en la piel, con un objeto punzante o, en la cultura occidental moderna, con un bisturí, para obtener la cicatriz deseada.

Esta práctica tiene sus raíces en los antiguos ritos de paso tribales en los que, para ascender de niños a hombres, los varones se sometían a una sangrienta ceremonia durante la cual eran sometidos a diferentes tipos de cortes que formaban figuras en la piel. Con este fin se usaban diferentes objetos cortantes a manera de cuchillo y las heridas se empapaban con vinagre y sal, o se les aplicaban sustancias como carbón o mostaza en polvo, para lograr que se formasen cicatrices queloides (es decir, abultadas) con diferente volumen y color. Hoy en día, para simplificar el procedimiento de este tipo de decoraciones, algunos utilizan injertos de “chipotes” que se colocan bajo la piel con técnicas quirúrgicas.

Screen Shot 2017-04-04 at 10.17.30 AM
Integrantes Mursi muestran escarificaciones en pecho y brazos.
Compartir