119

El 22 de noviembre de 1963, a las 12:30 del día, lo asesinaron en Dallas, Texas. Se acusó a Lee Harvey Oswald de ser el solitario asesino, conclusión cuestionada desde un principio. Durante años se ha especulado que a Kennedy lo asesinó una conspiración interna.

El 29 de mayo de 1917, a las tres de la tarde, Joseph Kennedy y su esposa Rose Fitzgerald, recibieron al segundo de sus nueve hijos, que llamaron John Fitzgerald. Joseph era un empresario exitoso en la comunidad irlandesa de Massachusetts; era líder de la misma gracias a su catolicismo. Ello le permitió tener influencia en el Partido Demócrata. Estudió leyes en Harvard. Su fortuna fue resultado de inversiones en Wall Street, en bienes raíces y otras industrias. Exitoso comerciante, se benefició de la derogación de la Ley Seca: junto con James Roosevelt,  hijo del presidente Franklin D. Roosevelt, importó whiskey escocés. Asimismo, tuvo interés en el cine: el estudio RKO fue su principal negocio al poseer suficientes acciones para decidir sobre las políticas de  producción.

La participación de Kennedy padre en el Partido Demócrata fue sustancial. Obtuvo por ello varios puestos públicos en los que se desempeñó activamente. Fue embajador de Estados Unidos en Inglaterra, justo en el crítico decenio de los años 1930, cuando el nazismo extendía su negra sombra sobre Europa. El presidente Roosevelt consideró que las decisiones de Kennedy como embajador, buscando acercarse al III Reich cuando la Segunda Guerra Mundial era inminente, no eran correctas, por lo que lo retiró del cargo, afectando con ello su secreta ambición de convertirse en presidente de EU.

En ese sentido fue una casualidad que su hijo John sí alcanzara la presidencia. Porque las esperanzas estuvieron siempre puestas en el primogénito, Joseph jr., quien murió en una batalla durante la Segunda Guerra Mundial.

A pesar de que su hermano murió, John se enroló en la Armada en 1941, una vez que el Ejército lo rechazó por los problemas que tenía con su columna vertebral. En la Armada ingresó como alférez de fragata. Tras participar en varias operaciones fue ascendido a alférez de navío. Quedó a cargo de una lancha torpedera, la PT-109. Atacaba grandes buques en la zona del Pacífico. En 1943, una misión de éstas falló cuando su lancha enfrentó un destructor japonés. Cayó al mar lastimándose la columna. A pesar de ello, salvó a toda su tripulación, incluso a un herido grave. JFK recibió la Medalla de la Marina y del Cuerpo de Marines. Asimismo, el Corazón Púrpura, que se otorga en nombre del presidente, y otros reconocimientos antes de ser dado de baja honorablemente en 1945, unos meses previos a la rendición de Japón.

JFK se postuló en Boston al cargo de congresista. Lo fue durante seis años a partir de 1946. Como miembro del Partido Demócrata, en 1952 fue senador. Se casó con Jacqueline Bouvier el 12 de septiembre de 1953. Sus problemas físicos continuaron. Sometido a varias operaciones de columna vertebral, dedicó su convalecencia a escribir un libro, Perfiles de coraje, sobre senadores estadounidenses que pusieron en riesgo sus trayectorias profesionales al defender sus creencias. Ganó el Pulitzer 1957 a la mejor biografía. Ese año, Kennedy votó a favor de la Ley de Derechos Civiles, que protegía principalmente el derecho al voto de la minoría afroamericana. La ley fue ineficaz: impedía a los tribunales sancionar incumplimientos o la violación de estos derechos civiles.

En 1960, Kennedy fue el segundo católico en aspirar a la presidencia de EU. Curiosamente al primero, Al Smith, lo promovió Joseph Kennedy. Smith fue rechazado por la mayoría protestante porque se oponía a la Ley Seca, y porque propuso continuar con las políticas que crearon la prosperidad económica de los llamados “rugientes años veinte”. En 1928, este exgobernador de Nueva York perdió ante el republicano Herbert Hoover, quien ganó con 58 por ciento de los votos y llevó a EU a la Gran Depresión que inició justo el jueves negro del 24 de octubre de 1929.

A JFK le costó derrotar a su rival republicano, Richard Nixon, con apenas 49.7 por ciento, contra 49.5 del voto popular. En el Colegio Electoral, Kennedy obtuvo 303 votos contra 219. A la hora del recuento, catorce electores de los estados de Mississippi y Alabama, se negaron a votar por Kennedy por apoyar al movimiento de los derechos civiles. Tampoco le dieron su voto a Nixon. Se lo dieron al oscuro senador por Virginia Harry F. Byrd. Así que al final Kennedy obtuvo 289 votos electorales, veinte más de los que necesitaba para ganar. Cuando accedió al poder, convirtiéndose en el presidente 35 de los EU, Kennedy contaba con 43 años de edad, siendo el segundo más joven en alcanzar la presidencia. El vicepresidente Theodore Roosevelt tomó las riendas del país, con 42 años, en 1901, cuando fue asesinado el presidente en funciones William McKinley.

La presidencia de JFK tuvo dos grandes temas: los derechos civiles, con los que buscaba subsanar el rezago de más de cien años tras la abolición de la esclavitud hecha por el presidente Lincoln; propuesta que en 1964 se convirtió en Ley de Derechos Civiles.

El otro tema fue la carrera espacial, que dio el fruto definitivo el 20 de julio de 1969 cuando Neil Armstrong pisó por vez primera el suelo lunar. Este tema quedó enmarcado en las constantes tensiones con la URSS, como la del 14 de octubre de 1962, inicio de la Crisis de los Misiles con Cuba.

Su presidencia fue trágica: el 22 de noviembre de 1963, a las 12:30 del día, lo asesinaron en Dallas, Texas. Se acusó a Lee Harvey Oswald de ser el solitario asesino. Conclusión cuestionada desde un principio. Durante años se ha especulado que a Kennedy lo asesinó una conspiración interna. Las conclusiones del caso no son aún definitivas.

Su hermano, Robert, fiscal general de los Estados Unidos entre 1961 y 1964, aspiró también a la presidencia. Lo asesinaron, a los 42 años, el 6 de junio de 1968, tras haber ganado las elecciones primarias en California.

Kennedy, y el presidente William Taft, son los únicos sepultados en el Cementerio Nacional de Arlington.

________________________________________________________________________

JFK & JACKIE EN EL CINE     

La película más interesante sobre el caso Kennedy fue JFK (1991, Oliver Stone), que basándose en la investigación hecha por el Fiscal de Distrito de Nueva Orleans, Jim Garrison (interpretado por Kevin Costner) cuenta cómo desenredó la madeja para tratar de discernir la conspiración que le costó la vida al presidente. De alguna manera exculpaba a Oswald de haber sido el único asesino. Se basó en dos libros, uno del propio Garrison, On the Trial of the Assassins, y otro de Jim Marrs, Crossfire: the Plot that Killed Kennedy.

Screen Shot 2017-05-04 at 10.36.48 AMEsta cinta polémica desmentía a la Comisión Warren, primera en investigar el asesinato, y al Comité Especial del Senado, que aseguró hubo otro tirador en la escena del crimen. Su tesis primordial es que se trató de un auténtico golpe de estado. La aparición de Kennedy es tangencial y no es una biografía en sentido estricto porque sólo aborda el asesinato y sus consecuencias. Su tesis consiste en analizar la trayectoria de la única bala que supuestamente disparó Oswald y que mató al presidente pero que también hirió al gobernador de Texas, John Connally, que lo acompañaba.

La teoría de Stone, sugería que era impsoible que esta bala, una de las tres disparadas, acertara a ambas víctimas siguiendo una trayectoria inverosímil. Stone, pues, analiza los detalles de la investigación de Garrison para un complejo film lleno de vericuetos sobre la plausible, aunque no del todo demostrada, conspiración.

Parte sustancial del film se basa en una película casera, el famoso Zapruder film, que el aficionado Abraham Zapruder hizo ese día con una cámara 8 milímetros Bell & Howell; fotografió el asesinato, mostrando que al menos dos disparos le dieron a Kennedy, uno de espaldas, donde el presidente siente algo en el cuello, y un par de segundos después, otro en la frente, en la cabeza. Fue éste el tiro fatal.

El film de Zapruder, el más analizado y estudiado de la historia, le sirve a Stone para sostener la narración fílmica. Tanto que a pesar de las críticas recibidas por su pretendido enfoque tremendista, JFK es una de las políticamente más apasionantes del siglo XX. Nominada a ocho premios de la Academia de Hollywood, incluyendo mejor película, mejor guión y mejor director, obtuvo dos a la mejor fotografía (de Robert Richardson) y al mejor montaje (de Joe Hutshing y Pietro Scalia).

Un film más intimista, Jackie (2016), del director chileno Pablo Larraín, cuenta lo que fueron los días posteriores al asesinato en la vida de Jacqueline Bouvier Kennedy, la entonces primera dama, que aparece en toda su fragilidad como viuda, como madre y como mujer sin control sobre su vida. Natalie Portman, la actriz que la interpreta, si bien es ligeramente parecida físicamente, le imprime al personaje un carga emocional y de soledad que hacen conmovedor al personaje sin caer en cursilerías. 

Screen Shot 2017-05-04 at 10.36.30 AMEl guión de Noah Oppenheim es meticuloso al mostrar detalles de la vida de Jackie en ese espacio idealizado, Camelot —el legendario castillo del Rey Arturo—, en que convirtió a la Casa Blanca, llenándola de un mito con el que concluyó un periodo de la historia de los EU. Jackie es una cuidadosa reconstrucción que Larraín convierte en el fragmento de una época perdida literalmente a balazos.

El díptico biográfico sobre JFK y Jackie es destacado y profundamente emotivo.

Compartir