¡Lotería!

Por Rolando Baca Martínez

309

Como distracción, pasatiempo o reto al ingenio y la destreza, el juego de mesa está presente desde los albores de la civilización. tal es su importancia, que lo mismo ha servido para planear estrategias de batalla y cacería, que utilizado como elemento partícipe en ofrendas mortuorias, seguramente para hacer más pasadera la eternidad a quienes ya no están en esta dimensión.algunos tienen un origen sentimental, como es el caso de la rayuela (o avión) que se dice, surgió en el renacimiento inspirado en la divina comedia de dante, pues en el juego se representan los nueve círculos del infierno que hay que cruzar tras salir del purgatorio para poder alcanzar el paraíso. este juego, que no se jugaba sobre una mesa sino en el piso, nos lleva a hacer aquí una distinción entre el que es propiamente de mesa y el juego de patio o exterior (por ejemplo, el boliche). desde este último, algunos juegos derivaron en deportes y otros dieron origen a versiones o variaciones miniaturizadas de sí mismos —como en los casos golf/billar y tenis/ping pong—, mientras que otros más continuaron su práctica sobre el suelo, negándose a transformarse en juegos de mesa, como son los casos de la rayuela, el boliche o las canicas.

Asimismo, en los de mesa se puede ver la importancia de dos elementos casi infaltables: el tablero y las fichas, aunque ciertamente los hay con otro tipo de implementos como los dados, la ruleta y la perinola de seis lados con órdenes perentorias e incitantes. Todos estos accesorios sirven para hacer intervenir el azar, como en la película Jumanji, en la que una tirada de dados era la invocación para que se desataran fuerzas ocultas e incontrolables.

De acuerdo con su objetivo y características, éstos son los tipos básicos de juegos de mesa:

1) Juegos de estrategia (ajedrez, backgammon, dominó, naipes)

2) Juegos de azar (perinola, dados, ruleta)

3) Juegos de destreza (jenga, mikado, rayuela, etc.)

4) Juegos de equipo (pictionary, adivinar con mímica)

5) Juegos de ingenio (sudoku, laberinto)

6) Juegos de conocimiento (crucigrama, maratón, scrabble, sopa de letras)

7) Juegos de rol (calabozos y dragones)

El juego de mesa no sólo es bueno porque funciona como un reto a la destreza y “pone en juego” la mente, sino porque además de posibilitar la interacción entre los participantes y desarrollar las habilidades sociales, a la vez cohesiona el lazo o vínculo entre los jugadores, especialmente cuando son integrantes de una misma familia.

En la actualidad, la mayor parte de estos juegos tienen su versión electrónica o incluso pueden practicarse en línea contra adversarios de otros países situados en los más distantes confines del mundo. Por otra parte, muchísimos fueron los juegos de mesa que quedaron fuera de este recuento, como el de la lotería (aquél que se jugaba con cartones y frijolitos), la ruleta y muchos de creación posterior a la década de los setenta.

Compartir